Press "Enter" to skip to content

El nadador

Una hora antes del ocaso, bajaba a la pequeña playa, soltaba en la arena la toalla, la camiseta y las gafas; pocas sombrillas ya y en retirada. Miraba el horizonte, al faro, la bruma, el carguero de mineral y los espigones. El agua está clara y se ven los chinos de colores en la orilla, el agua está templada como siempre lo está al atardecer.
Consigo mover las piernas cuando saco la cabeza para respirar, ¡los vicios adquiridos!… pero ahora tres brazadas y respirar a cada lado.
Las sombrillas son ya puntitos, el mar parece más bravo.
? es bueno escribir tomando té, confundiendo la primera con la tercera persona?

Ahora empiezo en horizontal, si hago poca espuma es que corto bien el agua, el manto azul que dicen algunos escritores. Antes del anochecer el mar está sereno, eso lo sabe todo el mundo, por eso se van.
Todo para ver cómo se hunde la bola roja a trescientos metros de la orilla.
? el torrente de pensamientos, fluidos como el mar, si al menos fuese un monje practicando Zen, dejaría de nadar?
Éste debe ser el silencio marino. A trescientos cincuenta metros un buzo acompaña la caída de la tarde.
<<?esto debe ser el sentido oceánico?
? ella lo tiene todo muy claro, no como tú, frágil como el matiz de una duda?>>
Flotar en el agua salada, todo el año preparándote en la piscina, cerrada, cloro, artificial, para que el reflejo
del sol resbale sobre tus hombros.
<<? si no bebes no te diviertes, si no bailas no bebes, si la música no rompe tus oídos, si el robot?
Pero qué dices si ahora te da un tirón?>>
Regresaba cansado y se volvió a cruzar. La esquiadora imitando a los aviones a reacción pero hundiéndose
de vez en cuando en la espuma, morena, casi negra.
El que nunca se cansa es el mar, como si pudieran personalizar las cosas.
<<? decía que no tenía nada de Bach ni por asomo?>>
Como si el ocaso fuese algo más que un efecto óptico.
Tenía preparado un cambio de tonos azules, mar de plata y blanco de nubes y gris, el que siempre matiza.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies