Press "Enter" to skip to content

Marlango imperfection

"Conocía a esa chica llamada Suzie Marlango. El nombre de su hermano era Joe Marlango. Joe siempre quiso matarme". Algo así decía la canción de Tom Waits que inspiró el nombre de Marlango, un proyecto musical que de fácil tiene poco: no tiene ritmo reageton. Saltaron al mercado a principios de 2004 con un disco lleno de esa mezcla homogenea de pop y jazz que tan bien elaboran. En pocas semanas dejaron de ser la banda de Leonor Watling (y archiconocido su trabajo como actriz) para adquirir personalidad como Marlango. Cifras de ventas a parte, este primer disco supuso el reconocimiento internacional de la banda, empezando por España, y atravesando el mundo de América a Japón.

A lomos de la gira del album debut nacieron las canciones de Automatic Imperfection. El nuevo album de Marlango versa sobre la imperfección humana, y de sonido humano está hecho: está grabado en directo, como ya casi nadie se atreve a grabar. Si bien el nuevo disco sigue la misma línea del anterior debido a las circunstancias de composición, Marlango se ve crecido: ganan un abanico más amplio de registros de voz y mayor juego con los vientos..

El disco empieza con un blues al estilo Tom Waits: Shake the moon, hecha para comerse el mundo. Esta canción te atrapa en el disco y te arrastra hasta Days are tired que, con un ritmo más lento, nos va llevnado a un clima más propio de Marlango. El tercer corte, Twisted & Sick, alcanza al Marlango puro en una línea más melódica. Es un tema lleno de contradicciones, de hecho la letra está en contraposición con la música. Cry mantiene una energía contenida hasta el final, sin nunca aflorar. Le sigue I don’t care, según Marlango "una declaración de principios" compuesta comienzo de los directos. Automatic Imperfection es el primer single y, sin duda, la canción que mejor resume el disco. El sonido recuerda al pop del norte de Europa. Beautiful Mess es la parte turbia del disco, una visión del mundo desde un cristal un tanto desastrado. El siguiente tema, Pequeño Vals, es un baile entre dos personajes, agarrados el uno al otro pero sin llegar a abrazarse. Architecture of lies es un examen de conciencia en el que lo vivido se ve impregnado de errores, otro tema muy Marlango. Tip-Toe aparece en el disco de puntillas, con un sonido siniestro, como de canción thriller. Trains, penúltimo corte, es una canción de viajero cansado, aunque psicológicamente en buen estado. El arreglo de cuerda le añade un toque agridulce. El album acaba con Wrong Way, una fotografía de algún momento recordado y hecho canción.

El disco es confirmación de la línea de Marlango, monótona, nunca aburrida, ahora más madura. más melancólica, más divertida en ocasiones. Un buen disco que se queda en esa imperfección que defiende ¿Quizá eso sea lo perfecto?.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies