Press "Enter" to skip to content

Crónicas de la primera fundación de Buenos Aires (III)

<p class=»autor»>Los riesgos de la perfecci&oacute;n</p>
<p class=»texto»>&Eacute;l parpade&oacute;, por consiguiente, un c&iacute;rculo de ideas le arribaron, enseguida el bloqueo se hizo sentir. La ciudad hab&iacute;a evolucionado, hab&iacute;a llegado una forma m&aacute;s avanzada de democracia, ya no se mataba, ni se torturaba con la soledad. S&oacute;lo que ahora la soluci&oacute;n pareci&oacute; un ente del mal. La urbe no era la de antes, hab&iacute;a futurismo, era una ciudad casi perfecta donde las m&aacute;quinas hab&iacute;an logrado su plenitud y no se pod&iacute;a diferir la existencia f&iacute;sica de la existencia rob&oacute;tica, no se es, se aparenta. En tanto que la ciudad era una gran f&aacute;brica dominada a manos de personas de qui&eacute;n sabe qu&eacute; procedencia, no hab&iacute;a historia, ni registros, ni cat&aacute;logos, era una f&aacute;brica en la inmensidad del valle. La supresi&oacute;n del error como ley, impuesta hac&iacute;a m&aacute;s de una d&eacute;cada, hac&iacute;a pensar que era una ciudad dominada por las m&aacute;quinas, pero la verdad era difusa y distante. </p>
<p class=»texto»>Sucedi&oacute; un d&iacute;a que a los pensadores racionales los fueron apresando uno a uno hasta dejarlos inocuos, inm&oacute;viles en sus sitios, la gente no entend&iacute;a, ya no pensaban, m&aacute;s bien eran m&aacute;quinas. Fue entonces que &eacute;l descubri&oacute; la verdad antes de ser aprehendido, result&oacute; que los aut&oacute;matas, iban en busca de una sociedad perfecta donde no se permitiera el pensamiento diferido y variado, es tal, que a quienes violaban su ley, eran llevados a su centro y su cerebro e ideas eran neutralizados, muchos sosten&iacute;an que hab&iacute;a una inserci&oacute;n de circuitos integrados en el cerebro para manejar sus pensamientos, y frente al atentado del pensamiento, un choque el&eacute;ctrico hac&iacute;a olvidar la idea y que la persona quedara est&aacute;tica en su lugar de origen. </p>
<p class=»texto»>As&iacute; fue que se llev&oacute; a cabo este holocausto, comenzaron por los fil&oacute;sofos, pensadores y doctos en materias similares, luego se expandi&oacute; a toda la sociedad, porque todos, en el fondo eran ide&oacute;logos. Hoy la sociedad es perfecta, muy a menudo se escuchan sirenas, &eacute;l no ha vuelto a pensar. Estoy disimulado en mi ciudad, huyo, me escondo, relato para que alguien pueda encontrar el manuscrito y poner de rev&eacute;s la realidad social. Es meramente imposible, los l&iacute;mites est&aacute;n bien cercados, bruma. Unidad, soy s&oacute;lo el uno, la sirena suena, vienen a por mi; Me retiro, he pasado a disponibilidad?

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies