Press "Enter" to skip to content

Galileo Galilei

<p>Naci&oacute; cerca de Pisa el 15 de Febrero de 1564, hijo del m&uacute;sico Vincenzo Galilei. De su padre aprendi&oacute; que las teor&iacute;as r&iacute;gidas suponen un freno al crecimiento, as&iacute; concibi&oacute; la teolog&iacute;a f&iacute;sica de Arist&oacute;teles como una barrera en la evoluci&oacute;n del conocimiento. Su trabajo destaca por el inicio de una f&iacute;sica de mediciones exactas, ya no s&oacute;lo conceptual, en la que combinaba el instrumental de la f&iacute;sica artesana con la l&oacute;gica –fue el primero en utilizar un telescopio en el estudio del firmamento- y la exactitud de la matem&aacute;tica; y tambi&eacute;n por la defensa de una investigaci&oacute;n libre, sin trabas religiosos, convirti&eacute;ndose en un eslab&oacute;n clave de la revoluci&oacute;n cient&iacute;fica. </p>
<p>Tras sus estudios con monjes en Vallombroso empez&oacute; medicina en 1581 en la Universidad de Pisa, aunque al poco tiempo cambi&oacute; &eacute;sta disciplina por la filosof&iacute;a y las matem&aacute;ticas, siendo pupilo indirecto de Tartaglia, y finalmente dej&oacute; la universidad en 1985 sin obtener t&iacute;tulo alguno. Por esta &eacute;poca descubri&oacute; la ley del p&eacute;ndulo, lo que se considera como el inicio de una nueva ciencia: la mec&aacute;nica cl&aacute;sica, m&aacute;s tarde desarrollada por Isaac Newton. </p>
<p>Se dedic&oacute; entonces a dar clases particulares y a escribir sobre hidrost&aacute;tica pero sin llegar a publicar ning&uacute;n trabajo. Ejerci&oacute; de profesor de matem&aacute;ticas en Pisa pero fue despedido por ense&ntilde;ar a sus alumnos una doctrina contraria a la aristot&eacute;lica. La filosof&iacute;a aristot&eacute;lica afirmaba que la ca&iacute;da de los cuerpos era proporcional a su peso; Galileo Galilei demostrar&iacute;a despu&eacute;s que esto era falso. Entre tanto fue admitido en la universidad de Padua, donde ocup&oacute; la c&aacute;tedra de matem&aacute;ticas hasta 1610. </p>
<p>Ya en Padua invent&oacute; un comp&aacute;s de c&aacute;lculo que resolv&iacute;a problemas pr&aacute;cticos de matem&aacute;ticas, lo que marcar&iacute;a un cambio en su metodolog&iacute;a de trabajo: Galileo abandon&oacute; la f&iacute;sica especulativa para dedicarse a mediciones precisas. Descubri&oacute; as&iacute; las leyes de ca&iacute;da de los cuerpos, la trayectoria parab&oacute;lica de los proyectiles; estudi&oacute; el movimiento del p&eacute;ndulo y la mec&aacute;nica de materiales. Cre&oacute; el concepto moderno de aceleraci&oacute;n, como incremento de la velocidad en funci&oacute;n del tiempo. </p>
<p>Su inter&eacute;s por la astronom&iacute;a no se manifest&oacute; hasta finales del siglo XVI, de nuevo para contradecir a Arist&oacute;teles y Ptolomeo en sus teor&iacute;as geoc&eacute;ntricas, y seguir las creencias fundadas de Cop&eacute;rnico, que afirmaba que era la tierra la que daba vueltas alrededor del sol y no al rev&eacute;s; s&oacute;lo de este modo pod&iacute;a ser cierta la teor&iacute;a de las mareas, que se apoyaba en el movimiento terrestre. Su contribuci&oacute;n a las operaciones navales le vali&oacute; un aumento de sus ingresos y el puesto vitalicio de profesor. </p>
<p>La curiosidad astron&oacute;mica fue creciendo, y en 1609, o&iacute;do el rumor de la construcci&oacute;n de un gran telescopio en los Pa&iacute;ses Bajos y con datos incompletos de su construcci&oacute;n, se present&oacute; ante el duque de Venecia el proyecto de uno de potencia similar a unos binoculares. El primer telescopio construido por Galileo Galilei ten&iacute;a ocho aumentos, aunque fue mejorando los dise&ntilde;os. No deformaba los objetos, al contrario que el holand&eacute;s, y mediante una lente divergente evitaba que la imagen se invirtiera. No s&oacute;lo se utiliz&oacute; &eacute;ste invento en la astronom&iacute;a, sino que los navegantes pronto le encontraron gran utilidad naval. El 21 de agosto presenta un nuevo telescopio de nueve aumentos en una demostraci&oacute;n en Venecia, los asistentes quedaron fascinados al ver la famosa isla de Murano a unos 300 metros de distancia, cuando en realidad se encontraba a dos kil&oacute;metros y medio. No todo fueron &eacute;xitos, Galileo no era especilista en &oacute;ptica y algunos de los telescopios que fabric&oacute; eran inutilizables. </p>
<p>Con veinte aumentos, en diciembre de 1609, Galileo Galilei pudo descubrir monta&ntilde;as y cr&aacute;teres en la Luna gracias a la irregularidad en el color de su superficie, incluso estimar a altura y profundidad de &eacute;stos, describiendo la superficie lunar como irregular al igual que la terrestre, lo que contradec&iacute;a la afirmaci&oacute;n de Arist&oacute;teles de que en el universo todo eran esferas perfectas. Descubri&oacute; tambi&eacute;n los cuatro sat&eacute;lites de J&uacute;piter y la composici&oacute;n estelar de la V&iacute;a L&aacute;ctea , descubrimientos que public&oacute; en 1610 en el libro <em>El mensajero de los astros </em>. El hecho de que un planeta tuviera planetas m&aacute;s peque&ntilde;os girando a su alrededor era un problema, porque se opon&iacute;a al dogma de que todo giraba en torno a la tierra. Los esc&eacute;pticos no tuvieron m&aacute;s mirar a trav&eacute;s de la lente para descubrir que era cierto. A finales de ese a&ntilde;o pudo ver las fases de Venus, que en s&iacute; son una contradicci&oacute;n de la teor&iacute;a de Ptolomeo y una prueba del acierto de Cop&eacute;rnico. Seg&uacute;n Ptolomeo, es decir, seg&uacute;n el geocentrismo, de las fases de un astro ser&iacute;an visibles s&oacute;lo la nueva y la creciente, el hecho de que Galileo observara las cuatro demostraba que Venus giraba alrededor del Sol, y no alrededor de la tierra. </p>
<p>La afirmaci&oacute;n de Arist&oacute;teles de que en el cielo s&oacute;lo pod&iacute;a haber cuerpos esf&eacute;ricos y de que era imposible que apareciera nada nuevo le vali&oacute; a Galileo Galilei las burlas de todos los fil&oacute;sofos. Tambi&eacute;n discrepaba Galileo con los profesores de Florencia y Pisa de la hidrost&aacute;tica, y public&oacute; un trabajo sobre los cuerpos en flotaci&oacute;n que desencaden&oacute; la publicaci&oacute;n de una serie de trabajos que pretend&iacute;an destruir su f&iacute;sica. </p>
<p>En 1613 Galileo public&oacute; un estudio sobre las manchas solares, cuya existencia derribaba de nuevo la perfecci&oacute;n de los cielos asumida por la Grecia cl&aacute;sica y que iba demostrar la validez irrefutable de la teor&iacute;a helioc&eacute;ntrica de Cop&eacute;rnico. Las teor&iacute;as de Galileo fueron tachadas de herej&iacute;as ante la familia Medici, gobernadores de Florencia, as&iacute; como el cient&iacute;fico y sus seguidores fueron acusados de herejes desde el p&uacute;lpito. Galileo intent&oacute; hacer entrar en raz&oacute;n a la sociedad mediante una extensa carta en la que promulgaba la irrelevancia b&iacute;blica ante los hechos cient&iacute;ficos y ped&iacute;a una adaptaci&oacute;n de la interpretaci&oacute;n del libro de libros conforme iba desarroll&aacute;ndose el conocimiento humano. En 1616 se censuraron los libros de Cop&eacute;rnico y el cardenal Roberto Belarmino (canonizado en 1930) prohibi&oacute; a Galileo seguir defendiendo ninguna teor&iacute;a en la que se afirmara que la tierra se mueve. Galileo guard&oacute; silencio y se dedic&oacute; a investigar un m&eacute;todo de medici&oacute;n de longitud y latitud en alta mar bas&aacute;ndose en los astros, a resumir sus antiguos trabajos sobre la ca&iacute;da de los cuerpos y a exponer sus puntos de vista sobre el razonamiento cient&iacute;fico en <em>El ensayador </em>, de 1623. </p>
<p>Al a&ntilde;o siguiente empez&oacute; a escribir <em>Di&aacute;logo sobre las mareas </em>, en el que volv&iacute;a a parecer la pol&eacute;mica entre Cop&eacute;rnico y Ptolomeo. En 1630 obtuvo la licencia de la iglesia, pero le cambiaron el t&iacute;tulo por el de <em>Di&aacute;logo sobre los sistemas m&aacute;ximos </em> y se public&oacute; en 1632. Pese a la autorizaci&oacute;n, en base a un informe que prohib&iacute;a a Galileo hablar sobre las teor&iacute;as de Cop&eacute;rnico, fue llamado a Roma para responder ante la sospecha grave de herej&iacute;a. Galileo fue obligado a abjurar y fue condenado a prisi&oacute;n perpetua, pena que se conmut&oacute; por arresto domiciliario. Se cuenta que al terminar su declaraci&oacute;n de reniego de sus propias teor&iacute;as, murmur&oacute; “ <em>e pur si muove </em>”, <em>y sin embargo se mueve </em>. Los ejemplares del <em>Di&aacute;logo sobre los sistemas m&aacute;ximos </em> fueron quemados. Tras varios siglos de especulaci&oacute;n e investigaciones en 1992 el papa Juan Pablo II reconoci&oacute; el error del Vaticano. </p>
<p><em>Consideraciones y demostraciones matem&aacute;ticas sobre dos ciencias nuevas relacionadas con la mec&aacute;nica </em>, su &uacute;ltima obra, fue publicada en Leiden, y perfecciona sus anteriores sobre movimiento y mec&aacute;nica. Esta obra propici&oacute; el trabajo de Newton, quien armoniz&oacute; la f&iacute;sica de Galileo con las leyes de Kepler. </p>
<p>En 1638 se qued&oacute; ciego y muri&oacute; recluido en Arcetri, cerca de Florencia, en 1642. La iglesia le prohibi&oacute; un funeral p&uacute;blico. </p>

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies