Press "Enter" to skip to content

Microrrelatos

OÍR, VER Y CALLAR

Salma limpiaba la suite nº 585 del Sheraton de New York. El día en que irrumpió Mr Smith y la vio colocando las toallas, le gritó:”–¡Estúpida! ¡vete de aquí ahora!. Aquí, oír, ver y callar,¿entendido idiota?”. La empujó y la tiró al suelo. Dos días más tarde, lo encontró tirado sobre la alfombra quejándose del corazón. Ella hizo la limpieza y ni lo miró. Sólo sonrió al cerrar la puerta…

CUENTO DE LA NIÑA Y LA RANA

Se quejaba la niña:

-¡Cuántas ranas repugnantes tendré que besar para encontrar mi felicidad!…

Se quejaba la rana: -¡Cuántas niñas bobas tendré que aguantar para encontrar mi felicidad!.”

Y la niña, decidió no darle el beso. Y la rana decidió escapar de eso.

Y aunque en los cuentos reales,
nunca hay un final feliz,
niña y rana sí lo fueron.

Me gusta pensarlo así.

DEMASIADO TARDE

imagen cedida por Rebeca VV

Una enorme bola de fuego cruzó el cielo que contemplábamos e impactó en algún lugar cercano. Todo tembló y se iluminó de rojo. La explosión retumbó en nuestras entrañas. Quizás fuera el fin del mundo. Terror, caos. Te pedí que fueras mi princesa. Tus ojos ya no miraban. Tu pecho ya no suspiraría nunca más.

One Comment

  1. Marisa Lorente Marisa Lorente 22 enero, 2019

    Eres una trabajadora nata .Te encanta , todo lo que haces , y se nota .Enhorabuena , siempre serás feliz porque tus escritos y cuentos te salen de Lu alma .Que seas muy feliz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies