Press "Enter" to skip to content

El buscavidas

Si bien Robert Roseen fue uno de los grande directores de Hollywood, sus películas no eran demasiado del gusto de los grandes estudios y, por ello, intentó siempre que podía trabajar como independiente. Sus películas eran demasiado duras y amargas para el gusto de las grandes productoras aunque su calidad, demostrada con Cuerpo y alma, una película referente de boxeo, está fuera de toda duda.

Rossen se interesó por una novela de Walter Tevis llamada The Hustler, El buscavidas, y le propuso el proyecto a la Twenty Century Fox que lo vio con buenos ojos exceptuando el papel protagonista, el cual recaía en un Paul Newman de 36 años que no era de su gusto.

Si bien la película no tuvo demasiada buena aceptación en Estados Unidos, la acogida en Europa fue mucho más entusiasta, no sólo por el público sino también por la crítica, que no dudó de calificarla como una de las mejores películas hasta el momento… y nosotros tampoco vamos a dudar en incluirla entre las mejores películas de la historia del cine y el trabajo de Paul Newman como una de las mejores interpretaciones.

Paul Newman aceptó el papel y el proyecto entusiasmado tras leer la obra de Tevis. Llegó a instalarse una mesa de billar en su casa entrenándose con el campeón mundial Willie Mosconi y convirtiéndose en todo un experto; todas las jugadas son realizadas por los protagonistas de la película excepto el massé –ataque a la blanca con el taco en vertical- que lo realiza Mosconi.

Newman aprendió mucho y bien, al Gordo de Minnesota (Jackie Gleason) no le hizo tanta falta ya que era un consumado jugador de billar.

Para poder valorar El buscavidas en todo su esplendor como película debemos tener en cuenta varios aspectos que, consideramos, son decisivos en el resultado final. El primero de todos es que está basado en una novela, titulada en español también El buscavidas, escrita por Walter Tevis y publicada en 1959. Si bien el libro puede tener un aire a literatura negra, la película lo tiene mucho más, un cine negro que no es el habitual de detectives pero no por ello menos perteneciente al género. Aquí, quizá, deberíamos cambiar a los policías y ladrones por artistas y “mecenas”.

Ese aire “negro” se abandonará en El color del dinero, novela también de Tevis y adaptación cinematográfica de Scorsese y con Tom Cruise acompañando a Paul Newman. No sólo será el “aire negro” lo que desaparezca sino mucho más.

Lo segundo a destacar es que Rossen es un escritor y, como tal, toma la obra de Trevis para hacerla suya. El guión es bastante fiel a la novela y las imágenes que nos ofrece nos presentan un ambiente de los años 40 estadounidenses, apoyado por el rodaje en blanco y negro, para presentarnos ese sueño de hacerse rico.

Sí, El buscavidas es una película de billar; sí, es una película de deportes; no, no sólo trata de eso. Es una búsqueda del éxito y, sobre todo, del dinero. Por muy poéticos que nos queramos poner, Eddie Felson puede ser un artista en busca de reconocimiento, uno que sabe que es muy bueno y que quiere llegar a lo más alto, sin embargo su aspiración más alta es el dinero. Eso no es óbice para que no sienta su arte, como comprobaremos cuando está con Sarah de picnic y cuenta lo que siente cuando juega. No obstante, por lo menos nosotros lo pensamos, el fin último, el objetivo primordial, es la consecución de dinero, algo que será mucho más plausible en la novela continuación El color del dinero aunque menos en la película. Así podríamos establecer un tridente de ideas en El buscavidas: ambición, éxito e inutilidad del triunfo.

El buscavidas es una de esas películas que el aquí escribiente tiene como imprescindibles y que marcaron su niñez. No sé que edad tendría la primera vez que la vi pero sí sé que era muy pequeño. Mi admiración por Paul Newman viene de aquellos años. No sólo El buscavidas sino La gata sobre el tejado de zinc, Dos hombres y un destino y El golpe (ambas con Redford), El castañazo,…

Hace no tanto llegaron a mis manos las novelas de Tevis que, hasta el momento, no había leído. Ambas ediciones, tanto la de El buscavidas como la de El color del dinero iban con una imagen de la película, lo que demuestra, aunque es bien sabido, que las películas han sido mucho más conocidas que los libros.

Leyendo la primera admiré más todavía a Newman y la adaptación. Todo lo que se describe y se sugiere en la obra está trasladado a la perfección a la pantalla; me daba la sensación de que estaba leyendo la descripción de lo que ya había visto… hasta que se modifica la historia. Es cierto que no en muchos detalles pero sí en algunos muy importantes. Rossen es también escritor y se nota en el momento de la adaptación; también deja su impronta con una serie de cambios en la historia que hacen que la película sea más amable para el espectador. Viendo la filmación podemos intuirlo sólo en los diálogos; Felson sólo nos dará un discursito al final de la película dirigiéndose a Bert, y eso es de Rossen, no de Trévi.

El buscavidas es una película que se ve apoyado en el quicio de una ventana, con una cámaras estáticas delante de las cuales van pasando los personajes y con el sonido de las bolas de billar de fondo. Ni siquiera vemos la mayoría de las partidas, sólo las oímos. Ese sonido de bolas de billar, música celestial a los oídos de Felson cuando los instrumentos están afinados, será el comienzo de El color del dinero.

Scorsese retoma la historia de Tevis y le da el nombre del segundo libro pero su película es un remake de la primera. Poco o nada tiene que ver la historia que se narra en la obra de Tevis con la película de Scorsese el cual toma a un Tom Cruise que no es especialmente de mi agrado. Newman ganó el Oscar en esta interpretación por no haberlo hecho en la primera.

Se hace muy largo el artículo, lo dejo aquí no sin invitarlos a leer la obra de Tevis y ver las películas.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies