Press "Enter" to skip to content

Ruido blanco, libros negros

CRÍTICA LITERARIA POCO CONVENCIONAL

Cuando un lector lee un libro, y queda satisfecho, es posible que vuelva a escoger un nuevo libro del mismo autor. Si el segundo le gusta, tanto o más que el primero, con mayor probabilidad, irá a buscar un nuevo ejemplar de este autor. Pero a partir de ahí, no sólo cuenta el libro (su portada, su título, o las palabras de la contraportada). De repente, lo que verdaderamente interesa, es EL AUTOR. ¿Quién es éste que escribe y que me atrapa? El lector quiere saber de su vida, comprobar si sus líneas son reales o ficticias, saber si sufre y ama de verdad, si es un héroe, o un humano más.

El lector quiere confirmar si puede empatizar con él, con sus historias, con su manera de decir y maldecir. Porque leyendo, es capaz de ver a través de sus ojos, y verse reflejado en su mismo mundo. El lector se busca a sí mismo en cada lectura, y cuando queda atrapado en una, es porque acaba de encontrar un pedacito de sí.

Cuando el lector lee, y siente (se le encoge el corazón, se estremece, o algo dentro de sí se retuerce), se destapa su propia «caja de Pandora», y comienzan a salir aquellos recuerdos o pensamientos que nunca debieron ser olvidados, o enterrados. Quizá permanecían ocultos por el peso de la nostalgia, del dolor, del paso del tiempo… Pero cuando se encuentra, nuevamente, con el rostro de sus sombras, al lector, no le queda más, que dar luz a toda su oscuridad.

Éste es el efecto que tienen los poemas, como todo lo que escribe, Sebas Abdala.

Ruido Blanco, Libros Negros es su 3er poemario y su 4º publicación, y augura un recorrido imparable y continuado en el tiempo, tanto en el mundo de las letras, como en el de la música.

Con todo mi cariño, agradecimiento y admiración, dejo este guiño a su poesía, y os animo a tod@s a que os hagáis con Ruido Blanco, Libros Negros: un libro excepcional, cuyo juego de dicotomías y diafonías deja constancia, no sólo de la creatividad y destreza del autor a la hora de integrar diferentes realidades en una, sino también, de su humildad, de su humanidad y de su afán por mejorar a cada paso, cada día y en cada letra.

Enhorabuena.

Sobre el autor y su obra

 su poesía (al igual que él)
no tiene normas ni pretensiones
es profusa y
entrecortada
difusa y llana
clara pero oscura
 
libre...
 
perenne...
 
no deja a nadie indiferente
 
encierra la dualidad
del blanco y negro
del Ser y no Ser
del pasado y el presente
de la música y el ruido
de la Vida y la Muerte
 
sus seres queridos
los que están los que no están
y los que están muy lejos
son recordados amados
e inmortalizados en
imágenes y palabras
y anécdotas que
a menudo
sólo ellos
reconocen
 
sólo a ellos les deja
palabras nunca dichas
cuyos mensajes no encuentran
otra vía
de expresión
más profunda
que su poesía

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies