Press "Enter" to skip to content

¿Por qué el amor cuando lo pierdes duele tanto?

Es curioso  el paso del tiempo que dicen que lo cura todo, no ha curado mi dolor, al contrario, me reafirma en lo que he perdido.

¿Y tú allá donde estés eres consciente de lo que perdiste?

Creo que ninguno de los dos cuando estábamos juntos fuimos conscientes de ello, la monotonía, el día a día, lo cotidiano, la rutina, lo normal, lo que a todos nos ocurre, y no nos paramos a mirarnos a los ojos, damos por hecho que la otra persona sabe nuestros sentimientos.

Pero os voy a decir lo que yo pienso.

Nunca es demasiado decirle a nuestra pareja porque es importante en nuestra vida.

gato-30002.jpg

Una imagen vale más que mil palabras, y solo ver como acogías a Sara para que no se cayera ya dice mucho de ti.

Yo nunca lo hice o creo que quizás no lo suficientemente contundente para que él se lo grabase a fuego en su mente.

El amor no es sexo, pero ¿solo para nosotros o para ambos?

Una buena conversación para hablar de ello sentados tranquilamente en la cama y acercar posturas.

Hobbies, otro problema donde ambos no coincidíamos mucho, cine sí, pero tu acción y terror, yo solo románticas pastelosas como tu decías y las basadas en hechos reales.

Libros: no entendías como me podía pasar horas leyendo y darme igual todo, te parecía aburrido, si supieras que ahora escribo libros… ¿Qué dirías? ¿Estarías orgulloso de mí?

Natación: eso de ir a la piscina todos los días lo intentaste, pero nadas muy bien y se te hacia pequeña, preferías el mar.

Aun a pesar de todo estoy orgullosa de haber estado a tu lado tantos años, contigo aprendí a darme cuenta del valor del agua, de lo que cuesta un tomate, unas acelgas, o unos guisantes, del trabajo del agricultor, coger aceitunas y darle valor al aceite de oliva.

Bebí zumos de uva recién exprimido, hicimos nuestro propio vino, y tuve mi primera viña de uva negra.

Pero no supe mantenerte a mi lado, añoro tus manos fuertes en las cuales me refugiaba cuando las mías estaban heladas, el café de la mañana en la cama cuando volvías de trabajar, los pasteles los sábados por la tarde, o esas patatas fritas hechas con amor patatas paja recién cortadas…

Te echo tanto de menos, que después de 9 años creo que debo seguir adelante con mi vida, vivir sin ti pero pensando en ti, un día me dijiste:

NUNCA NADIE TE VA A QUERER COMO TE QUIERO YO.

Pues es verdad, pero tampoco a ti nadie te quiso como yo lo hice, te admiraba, te admiro y te doy las gracias por cruzarte en mi camino.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies