Press "Enter" to skip to content

Irène, de Pierre Lemaitre

Resulta que me recomendaron este libro, aún no sé bien la razón, y estaba camino a finalizarlo y escribir una reseña cuando hablé con Gotardo, director de Lenguas de Fuego. Él sí lo conocía, leyéndolo en francés y me nombró otros que tampoco he leído ni conozco. «Ganó el premio Goncourt hace unos años», me dijo, y, efectivamente, lo hizo, aunque eso para mí no es un dato muy sustancial teniendo en cuenta que el último galardonado que recuerdo es el autor de Cuerpos y almas y cuyo nombre no sé escribir.

Esta conversación tuvo lugar el mismo día en el que se publicaba una entrevista en El País Cultural -y que Gotardo también me mencionó- y que después leí al serme tuiteada por alguien, entrevista que, a un alma de cántaro como la mía, no aportó nada.

Así pues, mi bagage cultural sobre el autor y su obra creo queda plasmado antes de mi reseña.

Pierre Lemaitre sabe escribir, no lo pongo en duda. Irène es una novela bien construida fruto de un escritor que conoce su oficio. En la contracubierta pone «Nunca volverás a leer del mismo modo una novela negra…» y todo puede ser, no conozco al resto de la humanidad, aunque que nadie se confunda, ésta no es una novela negra, es policíaca y, si queremos, podemos incluirla en el bibliomistery que Page comenzó con sus Libros peligrosos.

Por si alguien no lo sabe, el bibliomistery es un género o subgénero o lo que sea cuya trama gira y tiene como eje central el mundo de los libros. Dentro del panoráma hispánico podríamos poner como ejemplo El club Dumas, de Arturo Pérez Reverte, con quien mantengo una relación unilateral de amor-odio.

La novela está dividida en dos partes a las que, coincidiendo con el autor, las vamos a llamar «Primera parte» y «Segunda parte». En la denominada casualmente de la misma manera primera se nos narra la historia rindiendo homenaje a algunos autores de novela negra y a los asesinatos que en sus obras se comenten, en especial a James Ellroy, muy conocido por La Dalia Negra y L.A.Confidencial. La segunda es el desenlace y la que pone orden en la mente del lector… o quizá desorden ya que tiene que hacer un ejercicio interesante de recapitulación y reclasificación de ideas.

La poéticamente denominada primera parte forma el corpus principal en donde no sólo se construye la trama sino en la que se desarrollan los perfiles de los personajes. Destaca en este aspecto, como muestra del buen saber hacer de Lemaitre, el comandante Camille Verhoeven, al que nos quedamos con ganas de conocer más a fondo en las siguientes entregas. La novela nos lo presenta, nos tomamos un par de cervezas con él y quedamos pendientes de quedar otro día para seguir conociéndolo; eso no es fácil de conseguir.

No quiero hablar mucho del tema para no contar el final, algo que espero no sea del máximo interés del lector porque es bastante previsible.

Como en tantas y tantas ocasiones, al libro le sobran algunas páginas y, si bien se lee bastante bien, hay fragmentos que podrían suprimirse y que la historia no perdiera intensidad en más de una ocasión.

Como homenaje a la novela negra es un ejercicio interesante, como novela policíaca también, quedando pendiente el desarrollo de, quién sabe, un nuevo Poirot, Holmes o Pepe Carvalho.

Novela bien construida de un arquitecto bueno pero al que le falta pasión. A veces un escritor se olvida del lector, quizá le pase eso. Suelo ser bastante empático en la lectura pero en ésta me quedé fuera en todo momento. Si bien, como hemos dicho, Camille está incompleta pero correctamente perfilado -suponiendo que nos faltan datos futuros para terminar de conocerlo-, hay otros personajes, primordiales en la historia, que quedan difusos.

Quizá me equivoque y luego, en siguientes entregas (creo que ya van tres), se vaya todo perfilando pero por ahora le falta corazón, le falta arte.

Una novela correcta, de buena lectura, e interesante en algunos aspectos.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies