Press "Enter" to skip to content

Gema M. Marín sigue la estela de Pilar Cernuda y se lanza a hablar sobre mujeres espías españolas.

Pilar Cernuda en tono real y Gema M. Marín en forma de ficción, comienzan a hablar sobre espionaje femenino. Pilar Cernuda  es periodista, desde hace años se ha dedicado a la información y el análisis político en diversos medios escritos, radio y televisión. En su último libro, No sabes nada de mí, habla sobre la cantidad de mujeres que forman parte del CNI y de las cuales, apenas se sabe nada. Gema M. Marín es una escritora de thrillers, licenciada en Dirección y Administración de Empresas, con un recorrido de más de diez años en el sector bancario. Con tres novelas ya publicadas, tiene en sus manos un cuarto manuscrito inédito titulado La espía, en el cual, en forma de novela de ficción, pondrá la nota sobre el papel de las mujeres dentro de los servicios de inteligencia gracias a Mayra Abascal, la protagonista de su libro.

«En el CNI trabajan unas 3500 personas, tanto en España como en el resto del mundo, y mujeres hay casi mil», dice Pilar Cernuda. « Desde la creación del CNI, antes CESID y mucho antes SECED, ninguna mujer ha ostentado el cargo de Directora. Esperemos que en un futuro cercano, una mujer pueda desempeñar este cargo por competencia, destreza y aptitud, no por el hecho de ser mujer», dice Gema M. Marín.

La novela de Gema M. Marín llega en un gran momento, ya que gracias a la labor de escritoras como Pilar Cernuda, se está empezando a poner en relevancia el papel que las mujeres desempeñan en el mundo del espionaje. Son muchos los escritores que han hablado sobre espías en sus novelas. Daniel Silva es un bestseller en novelas de espionaje, pero se echa de menos esa presencia femenina que Gema M. Marín quiere paliar.

Mayra Abascal es la protagonista del manuscrito inédito La espía, de Gema M. Marín. Mayra, tras la brutal muerte de sus padres a manos de ETA, decide ingresar en la Academia Militar rompiendo todas las normas y convenciones sociales de la época. Desde ese momento, su vida queda ligada al terrorismo, nacional e internacional, y al CNI. Hará de su profesión una forma de vida en la que su familia será el principal y único damnificado. El elevado coste personal termina pasándole factura y obligándola a romper con este tipo de vida. Sin embargo, cuando Helena, su resentida hija, le pide ayuda para encontrar El Irlandés, un carísimo Stradivarius que ha desparecido, Mayra no dudará en volver a las andadas. Su experimentada mente trabajará duro para atraer al ladrón y ganarse el cariño de su hija. Se adentrará en un mundo que conoce a la perfección y en el que nada es lo que parece: financiación de terrorismo islámico, empresas opacas y dobles jugadas.

La peculiaridad de Mayra Abascal, además de protagonizar una novela para enseñarnos cómo se mueven las mujeres dentro de los servicios de inteligencia, es la de representar a una mujer muy lejos del cliché. Mayra Abascal nunca podría formar parte del trío de Los Ángeles de Charlie, por su edad avanzada y porque su cuerpo no es el elemento principal, ni pretende serlo. Así pues, las mujeres del libro de Gema M. Marín no quieren destacar por ser guapas, atractivas o jóvenes, sino por su inteligencia, su veteranía y sus luces y sombras, como todo ser humano.

El manuscrito de La Espía está en estos momentos en plena búsqueda editorial y es representado por Eva Fraile, a quien se le pueden hacer llegar las distintas propuestas editoriales (evafrairo@gmail.com).

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies