Press "Enter" to skip to content

Homero Manzi: tango, poesía, cine

Homero Manzi es conocido por todos por ser autor de tangos y milongas inolvidables.

“…Sur, Paredón y después…Sur, una luz de almacén “(Sur)

Pero hay algo que no todos conocen y es que incursionó en el cine y lo hizo con mucho éxito.

“…Tal vez allá en su infancia…su voz de alondra”       (Malena)

Debuto en el año 1937 como guionista de la película “Nobleza Gaucha”

“…No habrá ninguna igual…no habrá ninguna…” (Ninguna)

En 1940 colaboro en los guiones de las películas “Huella” y “Confesión”.

“…Milonga pá recordarte…Milonga Sentimental…” (Milonga Sentimental)

Según Catulo Castillo, “Todo en Manzi era un desparramo de afectos”

“…Barrio de tango…luna y misterio…” (Barrio de tango)

De su amistad con Francisco Petrone, surge otra con Ulises Petit de Murat, corría el año 1942 y juntos escriben “Fortín Alto” y “El camino de las llamas”.

“…El ultimo organito ira de puerta en puerta, hasta encontrar la casa…” (El ultimo organito).

El punto más brillante de su  carrera como escritor para el cine, lo alcanza trabajando para Artistas Argentinos Asociados.

Escribe junto a Ulises Petit de Murat, «Su mejor alumno”, “Pampa Bárbara”, “Todo un hombre”, “Donde mueren las palabras”, “Rosa de América”, y adapta la obra de Leopoldo Lugones “La Guerra Gaucha”.

“…Soy del partido de todos y con todos me la entiendo…”     (Milonga del 900).

También Co-dirigió dos películas junto al director Ralph Pappier, “Pobre mi madre querida” y “El último payador”.

“…Fuimos el viajero que no implora, que no reza, que no llora…” (Fuimos).

Arturo Jauretche recordaba que Homero Manzi, en una carta le decía: “…Estoy ante dos alternativas, convertirme en un hombre de letras o hacer letras para los hombres…”

 “…Se que hay lagrimas largamente preparadas para llorar mi ausencia…” (Definiciones para esperar mi muerte)

Conocedor de su final cercano, Homero Manzi dijo:

“…El olvido es la única muerte verdaderamente desolada y tremenda…”

Homero Nicolás Manzione, es decir Homero Manzi, para muchos el máximo poeta del tango, nacido en Añatuya, Santiago del Estero y fallecido en Buenos Aires a los 44 años de edad, era evidentemente, un hombre de Tango, Poesía y Cine.

“…Ya nunca me veras como me vieras, recostado en la vidriera esperándote…”

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies