Press "Enter" to skip to content

Iluminación

<p><strong>ILUMINACION </strong><br>
<br>

Que sales a la calle y sientes el menosprecio, el desd&eacute;n de la gente que no <br>
experimenta la luz que irradias y pasan disimulando la pobre oscuridad que <br>
los cobija, celosos de lo tuyo, ignorando el oro r&aacute;pido de tu presencia por <br>
el plomo barato de su existencia. <br>
<br>

Es el momento para propiciar un desquite y entonces apagas tu luz y los <br>
dejas ahora s&iacute; en verdaderas tinieblas, aterrados por la masa total que los <br>
cubre, esperando el mordisco final detr&aacute;s de las sombras. <br>
<br>
<strong>UN EXAMEN </strong><br>
<br>

Si me lo permiten les voy a hacer una prueba que tiene por objeto <br>
demostrarles que el cerebro es tan prodigioso que solamente con la <br>
intromisi&oacute;n de una palabra, el contexto de un tema, de una historia o de un <br>
estudio, se desvirt&uacute;a. <br>
<br>

Hablemos de las cosas parecidas que afectan a nuestro ser interior, o a la <br>
relaci&oacute;n con otras personas. Con un solo t&eacute;rmino se puede definir esta <br>
situaci&oacute;n, por ejemplo: igualdad, paralelismo, ambivalencia, dualidad, <br>
Cuasimodo . . . . . &iquest;ven?, este &uacute;ltimo patron&iacute;mico destruye por completo el <br>
concepto. <br>
<br>

Claro que no funciona si ustedes no han le&iacute;do &quot;El Jorobado de Notre Dame&quot;. <br>
<br>
<strong>TEOLOGICUS </strong></p>
<p>Claro que nuestros miedos sacan lo mejor de nosotros, pero tambi&eacute;n lo peor. <br>
Por eso la cobard&iacute;a y la desesperanza, la negativa y la desconfianza. </p>
<p>Es como si nos repitieran en las horas nonas y en las decimales la <br>
explicaci&oacute;n cl&aacute;sica de las dos versiones antag&oacute;nicas de los hechos; aquella <br>
sabidur&iacute;a propia del Ying y el Yang que inmortaliz&oacute; a los chinos, la <br>
dicotom&iacute;a de luz y sombra, la poderosa encuesta de las conjeturas &nbsp;que nos <br>
empuja inexorablemente a &nbsp;la verdad de hablar de la mentira y la mentira de <br>
hablar de la verdad, es decir . . . a la formidable herej&iacute;a del bien y el <br>
mal. </p>

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies