Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Myriam Millanes Santos

Para mí es un honor inaugurar este espacio con ella, Myriam Millanes Santos.  Deciros que la primera vez que leí algo suyo, fue como si estuviera escribiendo sobre mí, me sentí identificada con lo que contaba, como si nos conociéramos de toda la vida, sin conocernos de nada. Luego, con el tiempo tuve el gusto de conocerla y que me firmara uno de sus libros. En medio de una charla de lo más agradable, descubrí a una mujer entrañable, luchadora y sencilla, una de esas personas con las que conectas mucho antes de conocerla en profundidad. Sus poesías y reflexiones me han acompañado tanto en los momentos buenos como en los no tan buenos. Myriam es mi “Maga de las letras”, como la llamo con todo el cariño, porque siempre hace magia con lo que escribe y me toca el corazón.

Natural de Madrid, vecina de Pinto, un tranquilo pueblo al sur de la Comunidad (del que dice sentirse encaprichada) , 51 años de edad, autora de «El Cuento de una Princesa sin Cuento», «En las alas de un hada», «¿En Tu Verso O En El Mío» y «Prisma», su último trabajo.

Siendo Diplomada en Magisterio por la rama de Ciencias, esta autora, encontró en las letras una forma muy particular de transmitir sus ideas y opiniones, participando activamente en medios locales en los que colabora. Pero fue de la mano de los sentimientos donde descubrió su verdadero amor por la escritura y una nueva pasión, la poesía, a la que añade una forma muy personal de expresión.

Su trabajo se encuentra gratamente recompensado al conseguir estar seleccionada en varios concursos literarios, llegando a alzarse con el primer premio en el certamen de poesía de Pinto en 2018.

Y sin más, comenzamos con la entrevista

1.-¿Quién es Myriam Millanes?

Una persona de gustos sencillos y de emociones complicadas, que  incluso rotas, aún intentan reflejar la luz que reciben.

No creo que haya nadie capaz de definirse al completo. Somos de meter tripa delante de un espejo, ¿no?

2.-¿Cómo llegas a la poesía y a escribir poesía?

No podría decir que haya llegado a la poesía, ni siquiera podría decir que la escribo. Siempre he sido una enamorada de los pensamientos con mensaje, de las frases que transmiten creando un efecto especial, de esas canciones que dicen justo lo que sientes, pero de una manera tan única que te atrapan. No soy una amante tradicional del género, quizás tan solo de las que fui capaz de sentir y comprender. No me gustaron nunca, ni me gustan, los poemas de lenguaje rebuscado o de florituras gramaticales que no consiguen transmitirme nada porque son difíciles de sentir. Por eso huyo de la métrica y de las normas a la hora de escribir y por el mismo motivo, prefiero huir de llamarme poeta. Lejos de ofender a los clásicos, nunca me atreví a nombrarme en su género.

3.-Hay quien dice que los libros nos eligen. ¿Piensas que la poesía te ha elegido a ti? ¿Qué te aporta la poesía como lectora y como escritora?

Es cierto que los libros nos eligen. En mi caso tan solo como lectora, el género por el que suelo optar, y en el que me pierdo durante horas, está muy lejos de ser la poesía.  Y existe un motivo, valido para mí, para no ceder a leer demasiada poesía y es ese riesgo que todo escritor conoce y que nos lleva a “contaminarnos” al leer nuestro propio género.

Soy extremadamente exigente conmigo en ser original.

La poesía aporta más de lo que muchas personas se atreven a reconocer, es una expresión de sentimientos encerrados a un nivel que, a veces es difícil de asumir. Escribirla en desnudarte, leerla también, solo que en privado. En ambas circunstancias encontrarás una sensación nueva, que puede atraparte o puede hacerte retroceder.

No sabría decirte si la poesía me ha escogido. Prefiero que respondan los lectores cuando se adentren en mis libros.

El cuento de una princesa sin cuento (*Edición agotada)

4.-¿A quiénes van dirigidos tus poemas? ¿Para quién escribes?

Pues quizás te sorprendas, no escribo a nadie y los escribo a todos.

Depende mucho de lo que me haya sentado a escribir.

Principalmente escribo para mí, pero inconscientemente deseo que le llegue a alguien y más especialmente cuando las letras han surgido por una persona en particular o algún momento que me afecte de manera directa.

Pero si deseo que no «me lean», si no que «se lean» ellos mismos al leerme.

5.-¿Qué podemos encontrar en tus libros (esencia, temática…) ¿Cómo defines tu estilo? ¿Cómo te defines como escritor?

Principalmente emociones a flor de piel. Breves historias que harán pensar y sobre todo una experiencia con las letras diferente a la que conoces hasta ahora. He encontrado lectores que negaban la poesía y esperan cada uno de mis libros.

Mi estilo, es únicamente eso, mi estilo. Soy un espíritu libre escribiendo. No me gustan los corsés que cubrían las poesías tal y como las defienden los puristas. Es imposible expresar nada de manera natural si debes contar las sílabas con las que intentas expresarlo, para mí es antinatural. Así es que sencillamente escribo como me nace hacerlo y de la manera que lo disfruto. Adoro dar musicalidad a las palabras, porque como digo, casi podría compararlo a escribir canciones.

6.- Libros escritos (Háblanos de ellos y de dónde surgen sus títulos) ¿Cuál es tu favorito? ¿Cuál me recomiendas?

El primero se titula El cuento de una princesa sin cuento y fue mi aventura más especial. La primera vez que me decidía a dar vida a un libro. Fue muy emocionante recibir respuesta de tres editoriales.

No es un camino de rosas, o sí, porque es precioso a pesar de salir dañada por las espinas. Es una ilusión indescriptible que sólo quien ha vivido comprende. Pensaba que sería el único proyecto que guardarían mis estanterías para el recuerdo de los míos y la sorpresa fue mayúscula cuando se agotó la edición. El título fue una continuación de un estado de WhatsApp que aún me define, una princesa sin cuento, a partir de ese momento tuve cuento. Jugando con el doble sentido que es algo que me encanta.

Es un libro totalmente ilustrado y con poemas de diferentes contenidos seleccionados uno a uno. Hay quien lo define como el más auténtico. Yo no me atrevo.

El segundo, En las alas de un hada, fue casi a continuación del primero, empujada por mis lectores, la segunda editorial interesada y yo misma al empezar a dar forma a una nueva idea en mi cabeza.

Esta vez el libro tendría un sentido a lo largo de su lectura, dividido en dos partes, al salir el sol y a la luz de la luna y guiado en todo momento como el sutil vuelo de un hada por los sentimientos que evocan esas dos partes tan diferentes de un día.

El título y la portada surgen casi a la vez. Estando en un viaje, una figura de un hada en un escaparate, me atrapó, casi parecía querer hablarme. La foto de aquella belleza me acompañó de vuelta y mis editoras trabajaron para hacer posible mi deseo.

El tercer proyecto nace con la necesidad de hacer algo de manera personal y en total libertad de maquetación, estructura y futuros cambios.

¿En tu verso o en el mío? Se presenta con una madurez diferente y en constante cambio. Guarda relación con la página de Facebook que mantengo activa hace más de un año y que ya cuenta con más de 1100 seguidores.

Es un libro al que le tengo mucho cariño por muchos motivos.

El cuarto y último trabajo, Prisma, es el más ambicioso, en cuanto a contenido y mensaje. Esta vez no se trata de un poemario al uso, es más un anhelo personal de rozar la psicología en letras, volcar mi convencimiento de la relación existente entre los colores y la emoción o emociones que se encierran tras ellos. Las personas somos auténticos prismas sin saberlo, recibimos cada sensación que pasa lo suficientemente cerca como para afectarnos, pero nuestras aristas personales no nos permiten reflejar su luz en ocasiones. La importancia de la psicología emocional para mí, me permite tomarme la licencia de hacer que este libro te haga sentir cada efecto distribuido en colores que establecen ese orden en mis escritos y te dejan elegir qué sentimiento deseas que te acompañe.

Su portada como no podía ser de otra manera, son cristales de un prisma, en concreto de diamante.

¿Recomendar? Los cuatro, claro…jajajaja. Son todos diferentes.

7.- ¿En qué punto piensas que está la poesía en la actualidad?

¡Buuufff! Difícil encontrar dónde está la poesía en la actualidad. Aunque algo me dice que está teniendo un bonito repunte. Encontramos textos muy poéticos, quizás más en la llamada prosa poética, que acompañan nuestros días en forma de canciones, de estrofas escritas en redes o paredes y que parece que la gente empieza a dejarse atrapar por ella. La pasada Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, llevó a cabo un precioso proyecto que hizo reflotar esta forma de expresión tan especial. Un concurso denominado Versos al Paso, llenó los pasos de cebra de nuestra ciudad de infinitas frases poéticas junto al nombre de sus autores, muchos de ellos desconocidos,  y que a mí personalmente, a pesar de no haber sido seleccionada, me llenó de ilusión.

Lo que tengo claro es que necesita aire fresco para seguir con vida.

8.- ¿Qué es lo más difícil del proceso de edición de un libro para un autor independiente o de editorial pequeña?

Lo más difícil de entrada para cualquiera de los dos es ser visible.

Hoy en día hay varias opciones, más o menos alcanzables por cualquiera para conseguir un libro editado en una calidad aceptable.

Con la aparición de Amazon como plataforma de edición para cualquier entusiasta de las teclas, las redes están saturadas de autores gritando desde sus portadas ¡cómprame! El lector está saturado de libros que no le ofrecen la garantía de ser una buena lectura porque no traen el aval de un filtro editorial o el de un nombre conocido tras ellos. Esto provoca la invisibilidad de grandes trabajos y excelentes escritores.

El respaldo de una editorial, aunque aparentemente te sitúa en un escalón algo más aventajado, en la realidad no es tal la ventaja. Hay de todo detrás de las editoriales pequeñas, algunas se limitan a ser imprentas cobrando por adelantado o esperando a llevarse prácticamente el total de las ganancias de ventas. En una buena editorial, el autor debería estar respaldado por un soporte de distribución serio y un calendario de firmas que le posibiliten hacerse con un puñado de lectores fieles que vaya en aumento si su trabajo lo merece.

Aunque la triste realidad de un escritor es la imposibilidad de vivir de su trabajo por muy reconocido que éste sea.

EN LAS ALAS DE UN HADA

Los recuerdos cambian…
Aunque no queramos
Nunca permanecen igual

Los que nos llenan, los que embellecieron algunos momentos de nuestros días, los llevamos a un cuartito especial del corazón.

A ese cuartito que de vez en cuando abrimos, solo para ver que duermen tranquilos y en nuestro rostro se ilumina una sonrisa.

Los que dañan, los que provocan que una lagrima resbale, tendemos a arrinconarlos, a dejarlos cubrir de polvo, solo con la intención de que no podamos volver a verlos y no tengan nunca más el poder de hacernos llorar de nuevo.

Pero si crees en las hadas, los escribes, y dejas que en sus alas viajen a otros corazones donde una nueva sonrisa o una lágrima se haga cómplice y los mantenga para siempre envueltos en esa magia.

9.- Lo mejor y lo peor de escribir.

Primero lo peor, por aquello de dejar buen gusto. Lo peor de escribir, lo poco que dura. Me explico, cuando estás inmersa en dar forma a un pensamiento, eres como ese cocinero creando un plato único y diferente que sea un auténtico éxito. Tiempo de encontrar los ingredientes perfectos, elaborarlos y darle la forma de presentación que merece. Y al igual que el plato es visto y no visto una vez servido.

Lo mejor, disfrutar de lo que se hace y recibir la respuesta de tus lectores, pidiendo repetir y eligiendo tu menú cada día.

10.-¿Cómo te sentiste la primera vez que te publicaron algo?

En una nube.

Literal, no pisaba el suelo cuando tuve mi primer libro impreso en las manos. Y a esa altura, tiritas de emoción, lloras de alegría y te crees con alas.

11.-¿Qué es lo que más te ha costado escribir?

Una petición de una lectora.  Deseaba tener algo escrito por mí para su hija que falleció con tan solo 13 años. Muy duro de asimilar y muy duro para mí complacer su deseo sin dañarla más. Pero lo conseguí.

  «DILE A MAMÁ» 
Dile a mamá si la ves ...
Que yo aún guardo sus caricias,
tantas
que nunca faltan.
En las estrellas que, en nuestro cielo,
he repartido,
las he cosido
para sentirlas si la echo en falta.

Dile a mamá si la ves ...
Que me envuelvo en todos sus besos
con la misma dulzura fresca
que puso en ellos,
los hice nubes
y en ellos sueño.

Dile a mamá si la ves ...
Que vivo en ella con sus sonrisas
que no las pierda
que son mi brisa.

Y con sus lágrimas riego arco iris
que sean flores en mi cornisa.

Dile a mamá si la ves ...
Que soy su luna llena
y que si sufre la hago nueva.
Soy cara oculta
que no quiere ver su pena.

Yo le regalo un amanecer
si alguna noche se hace condena.

PREGUNTAS RÁPIDAS:

12.- Un libro muy sobrevalorado.

Me parecería injusto y bastante atrevido hablar de libros sobrevalorados. Un libro no lo valora nadie más que sus lectores, y los que quedan atrapados en sus páginas, mandan.

Si tuviera que decir uno, El Principito.

13.- ¿Qué estás leyendo actualmente?

Actualmente libros de compañeros principalmente.

«Suspiros en un andén» de Daniel Díaz , «Phurya» de Daniel G. Segura han sido dos de mis últimas lecturas. Siempre tengo alguno en pendientes y ganas de «hincarle» el diente a alguno de los que van apareciendo.

14.- ¿Alguna rutina o manía a la hora de escribir?

Tranquilidad, que no me interrumpan y  si puedo estar sola, mucho mejor.

Música, sólo si no tiene letra, me hace perder el hilo.

Y mi rincón. Aunque puedo escribir en cualquier parte donde me surja una idea.

15.- ¿Libro en papel o digital?

Papel siempre. Un libro te atrapa también por más sentidos que la vista, en digital se pierden dos, tacto y olfato.

16.-Un libro que te hubiese gustado escribir.

Harry Potter. Todos y cada uno. Y no sólo por el alcance que ha conseguido su autora, si no por la magia que lo envuelve. Me encanta su contenido, sus personajes y cada detalle con que lo ha dado vida, es magistral.

¿EN TU VERSO O EN EL MÍO?

Llega un día que descubres que estás gastando la vida, decorándola de cosas inservibles y vacías. Porque de pronto eres consciente que las cosas únicas y valiosas nunca fueron cosas.
Un estribillo antiguo, una caricia en el momento justo, sentir el sol en la cara. Volver a un recuerdo de la infancia, tu mirada y ese olor … el mismo olor que trajo ese día el viento y que desde entonces sabes que te acompaña.
  Encuentra sonrisas.
Encuentra aquel sentimiento.
Siente esa brisa.
Comparte tus sueños.
Que valga la pena, las lágrimas, la risa,
que valga un encuentro.
Deja que te envuelva y tú abraza el momento.
De nada sirven los días si no los sentimos nuestros.

PREGUNTAS LOCAS:

17.- Defínete con un color.

Verde

18.- Tres cosas que te llevarías a una isla.

Pareja, maleta y billete de vuelta

19.- No puedes vivir sin…

Amor

 HAZTE UNA PREGUNTA A TI MISMA Y CONTÉSTALA.

20.- ¿Te merece la pena el tiempo que dedicas a escribir?

Siempre que alguien desee leerme y consiga que le vibre algo dentro, sí.

PREGUNTA FINAL

21.- ¿Podrías dedicar a los lectores un poema, frase, reflexión o una dedicatoria?

«Creo que nadie es como dice ser. Nadie es como parece ser y nadie es capaz de ser, ni parecer como debería.

Y en ese gran baile de máscaras nos pisamos los disfraces porque con la mitad del rostro tapado, es más fácil bailar que pedir disculpas». .

PRISMA

Como un prisma permite el paso de la luz blanca a través de él y la devuelve convertida en haz de colores, los sentimientos nos atraviesan y, de igual manera, reflejamos su efecto dando color a las emociones. Tan solo en ocasiones y momentos propicios, destinados a ello, dejamos que sean visibles.
 
Cada uno poseemos aristas únicas y mil ángulos complicados de medir. Tras el PRISMA que ahora refleja en tus manos, se ocultan nuevas vistas de tu propia luz. Depende de ti, ser valiente y atreverte a sentir.
 
«Si fuéramos capaces de comprender todos los abismos, dejaríamos de tenerle miedo al nuestro».

DESPEDIDA

Y para terminar, ¿deseas decir algo más?

Gracias si has llegado hasta este punto siguiendo el hilo de preguntas y respuestas, eso ya supone que he conseguido interesarte lo suficiente como para querer saber de mí. Por ese motivo traslado mi agradecimiento a la persona que ha elaborado esta encuesta por sus acertadas preguntas.

A vuestra disposición desde cualquier punto en que os atrapen mis letras.

Hay un capricho escondido en cada escritor. No es dejar su firma, ni demostrar su capacidad para mover letras, ni siquiera cuando respira profundo entre las tapas de su propia vida.

Va más allá.

Es un desafío, es un atrevimiento cuando sabe que puede decirte:

«Una vez que me hayas leído, nunca volverás a ser el mismo».

Y a ser poderoso nadie renuncia fácilmente.

Myriam Millanes en Facebook

Hemos llegado al final de esta entrevista. Muchas gracias, Myriam, por acceder a esta propuesta y haberte podido conocer un poco más. Te deseo toda la suerte del mundo en tu carrera. Muchas gracias a todos por habernos acompañado hasta el final.  Nos vemos en la próxima entrevista. ¿A quién conoceremos?

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies