Press "Enter" to skip to content

Algo está pasando

La vida sigue pero nada es igual, ¿no crees?

El tiempo pasa más lento de lo normal y ya empiezo a añorar el pasado porque el futuro parece no llegar y cuando llegue, no sé lo que me voy a encontrar

Por una parte estoy feliz porque los míos están bien pero mi mundo, que también es mío, no lo está y hoy me siento más cerca de todos, más ciudadano, más paisano, más hijo, más hermano, más esposo, más amigo pero de todos, porque quiero pensar que soy parte de un todo.

Uno más de un mundo que está cambiando, me lo han cambiado, ya ha cambiado porque me temo que ya nada volverá a ser igual. Y en consciencia, espero que no lo sea.

Estoy escribiendo más que nunca y no es porque me sobre el tiempo que me sobra, sino porque necesito caminar por mis pensamientos y reflexiones ya que no puedo hacerlo en cualquier parte, en cualquier calle, en cualquier parque. Me pueden encerrar entre cuatro paredes pero no el corazón ni la mente.

Se me conmueve el alma y es que hay algo de mí que también ha cambiado y me temo que seguiré cambiando si esto se sigue alargando, porque este letargo está matando algo más que el aburrimiento.

Ya no hacen tanta gracia las memes como al principio aún así, me gusta verlas porque así compruebo que aún sigue vivo nuestro instinto de supervivencia y nos resistimos a que esto nos venza.

Vestir de humor la tragedia para soportar la incertidumbre que nos desgarra el alma poco a poco en un tiempo donde la vida pasa como si nada y hoy más que nunca, no podemos hacer nada.

Miro a mi mujer y a mi hija y me pregunto ¿qué nos está pasando?, ¡si yo pudiera hacer algo para remediarlo! Dicen que el remedio es estar en casa, permanecer encerrados y confinados en este gran hermano planetario, pero ¿se puede estar de brazos cruzados cuando me están arrebatando el mundo?

Ya lo creo que no son unas vacaciones pagadas porque esto no está pagado ni con todo el oro del mundo. Es un esfuerzo comunitario, un trabajo de todos y necesario. ¿Podremos dejar de lado por una puta vez nuestros intereses cuando las reglas del juego han cambiado y ahora toca jugar a ser humanos?

«El silencio es una densa niebla que tapona hoy mis sentidos» escribí una vez para un disco que compuse. Llevaba por título «Juicio Final» y hablaba de eso, de la Humanidad, de hacia dónde vamos a parar.

Pero esto está pasando y va a pasar de largo arrasando nuestras miserias, no tengo la menor duda. Pero no nos olvidemos que algo está pasando también dentro de nosotros. Escucha el silencio, porque el silencio tiene voz y grita, te oprime el pecho, tiene nombre y te juzga, es nuestra consciencia.

El silencio de tu calle, de la madrugada cuando te desvelas a deshoras porque estás cansado de descansar, del amigo que sólo lees por whatsapp y que te hace reír y a veces llorar, el silencio de la distancia de los que quieres, el silencio de la incertidumbre, el silencio del miedo, el silencio de quiero y no puedo.

Escucha, no tanto lo que dicen como lo que sientes. Aprovecha este parón, este silencio eterno para comprender que todos estamos en el mismo barco y que nosotros tenemos el mando aunque nos cueste aceptarlo. Asume tu lugar en el mundo, asume que eres juez y parte, todo y uno. Aunque estemos parados, seguimos andando y lo haremos juntos, nunca más separados.

Algo está pasando.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies