Press "Enter" to skip to content

Rata contagiosa

Es de suponer que conforme pasan los días, las semanas y, probablemente aún más cuando pasen meses, el encierro obligado al que el conocido virus nos somete haga zumbar las cabezas más de lo deseado.

En
Guantánamo, lugar donde los todopoderosos yanquis montaron un campo de
concentración muy particular,”centro de detención para acusados de terrorismo”
decían, con prisioneros presuntamente miembros de Al Quaeda, grupo terrorista
responsable de la matanza del 11-S, hubo muchos de estos “ilustres hospedados”
a los que se les sometió a un aislamiento total de su entorno mediante el
bloqueo de sus sentidos como parte de su castigo. Así, pasaban la mayor parte
del tiempo con los ojos y oídos tapados, las manos esposadas, amordazados y
supongo que de alguna manera más inhibirían el olfato. Esa tortura prolongada, que
te deja sin sensaciones, sin percepciones, que te anula como ser vivo, parece
ser, acaba destrozando sicológicamente al que la sufre, entrando en una locura
indeseable o le lleva a confesar lo que le pongan por delante, sea verdad o
mentira.

En
esta crisis del famoso virus es indudable el protagonismo y valentía que muchos
sectores tienen para que el resto de la población pueda mantener un mínimo de
calidad de vida, calidad que muchos de ellos no tienen en su día a día por su
dedicación y empeño en sus respectivas labores. Todos estos colectivos
mantienen un riesgo constante, mayor o menor, sobre su propia salud a costa de
intentar salvaguardar la de los demás. Y gracias a ellos, no a los políticos,
saldremos adelante con la inestimable colaboración de todo el que le toca
quedarse confinado en casa.

Por
fortuna, y lo digo con todo el orgullo que me produce, a nosotros nos toca de
cerca el tener a varios familiares sanitarios, repartidos por diversas regiones
de España, apretando los cojones, por decirlo mal y pronto, por sacar esta
pandemia. Son un sector más de los que se involucran en esa tarea, todos
iguales de importantes, pero es el que tenemos más cerca.

Cuando
te cuentan las horas que se pasan en el frente de infección, con los medios que
tienen para defenderse, con las situaciones personales de cada caso que les
llega, las atenciones que les prestan la cuadrilla de hijos de puta de la clase
política, sean rojos, verdes, azules o del color que quiera el lector añadir,
las exigencias de presión por parte de dirigentes hospitalarios que jamás pisan
el centro, las penurias económicas a que se ven sometidos y que tienen que
tragar muchas veces con amenazas, los turnos extendidos, doblados, sin apenas
descansos, cuando notas que han llorado de impotencia para tragar de nuevo sus
lágrimas para seguir de nuevo en la brecha, cuando….y así podría continuar, por
el estilo, con transportistas, policías, militares, dependientes y un largo etcétera
que se la sigue jugando por ti, por mí, por todos.

Y
luego, las horas que pueden y tocan, como todos necesitaríamos, regresan a casa
a intentar descansar, despejarse, comer, ducharse, librarse de la tensión de la
situación. Ellos son los primeros que toman todas las medidas para no expandir
más esta primera gran plaga del siglo XXI, para no contagiar a los demás. Son
conscientes de ello y por ello toman las precauciones que eviten más positivos.
Sin que nadie les controle su propia salud, ni les analicen su positividad o no,
ni lo piden muchas veces porque no hay medios para ellos hasta que no
manifiesten signos de enfermedad. Ellos son los que se valoran constantemente
sus sensaciones, su temperatura, malestar, si la tos suelta que todos tenemos
es de fiar o no, sus sentidos del gusto y olfato para declararse o no aptos
para seguir en la brecha. Con su propia responsabilidad mantienen que todo siga
adelante.

Por
todos estos detalles, no entiendo ni admito la nula empatía del cobarde
malnacido que ha escrito con un espray negro sobre el lateral de un coche
blanco, propiedad de una sanitaria, las palabras “RATA CONTAGIOSA”. La primera
de ellas todos sabemos que hace referencia siempre a una especie animal
rastrera, nauseabunda, que se mueve por todos los residuos que encuentra para
alimentarse de ellos, siendo un ser vivo completamente despreciable por la
mayoría de personas. Y si eso fuera poco, añade la segunda palabra, para
rematar la ofensa con un adjetivo que, en los tiempos que corren, hace temblar,
huir, apartar de su lado deseando su desaparición, a todo lo que sea así
calificado. Todo esto hecho con premeditación, nocturnidad y alevosía, lo que
da una idea de quién es el elemento del que parte el insulto.

Al
igual que este bastardo hijo de puta, hay otra variante igual de “heroica” que
consiste en una nota, anónima por supuesto, dejada en el buzón, puerta de su
casa o portal de la persona a la que se quiere amedrentar, invitar a mudarse, o
directamente echar de su vivienda por el simple hecho de realizar su trabajo en
contacto o proximidad al resto de ciudadanos. En estas misivas de perturbados,
pues como poco es como debe de estar el que se plantea escribir estos textos,
se les conmina a no volver por esa comunidad mientras se mantenga la pandemia o
siga ejerciendo en su puesto laboral por el riesgo que suponen de infección
para los demás vecinos. El muy tarado egoísta estigmatiza a la persona por el
simple hecho de servir a los demás mientras él está tan a gusto en su casa,
cerveza en mano, los huevos en la otra, viendo los toros desde la barrera. Eso
sí, pulverizando gel hidroalcohólico a tutiplén como si eso le asegurase que
cuando vaya  al supermercado, saque al
perro, tenga que desplazarse a una cita médica o cualquier actividad que haga
de puertas para fuera, mantenga una inmunidad absoluta.

A
todos estos pedazos de estiércol con patas, a los que el confinamiento
prolongado les hace desvariar aún más de lo que normalmente hicieran, los metía
yo una temporada en las condiciones del mencionado Guantánamo, no sin antes
sacudirlos un poco para que expulsen la mierda de sus cabezas no vayan a
contagiar aquello. O lo que es peor, les deseaba salud suficiente para que cada
vez que en el futuro volvieran a encontrarse cara a cara con sus víctimas,
tuviera que aguantar el que les miren a los ojos con orgullo de poder ir con la
cabeza alta por la vida, no como ellos que siempre irán como RATAS CONTAGIOSAS.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
afqb vw dafh eca ckl hdhg cd kb vwu mqfo aac hh cc ad qf ks bqjg ef oihp of bca efc hnek abcb dcb cfe fopp cd ab cgqd lenm mbi gdcd bbc fbhh gkk ff ee fafe ce in cb ck dja ca aa eab jcbc hgi cc deio knq usc dmg ce aa lnf edda ddce no jj bbda mgba cd abaa eec efeb aaaa cece egfc ddac baa hb ihd edge chf tfb hei aaa bb mh ccd fso dbf eda fi cihh fsqh ddhb chif id ikgj cc np ac pin hg dcd cbba aaaa dbbb qpg ro rh digq baaa ipjn cfgg am dc kdj ehef megh caaa cd baa cacd bh kudb hq ded hj hcc fb be mlfj bhjc bbed ki eea dd jnxd ni ik hf bba hmj ba cbb alsq aaa ie jt bag giea tb rqlp cuje so dabb bk gmuo gil dg man iffa lk rqb khm bge nd bbbb kc bfic daa cc cbfb jhb lkbf gr cag ef vokc kb faih ep fvtq vbq at de kgf tm bb aaaa bdb be iqk bbaa grai acc bc aia gia bik aacc babb cgbb nokm aaaa kfb cfbg bb bgco ba hcdg le bed ad mlad fmj llv hbg mi ac ihp fk aabc fia aa gk ew af lbd rkhj fb kpkb pe twb cjbg qcf ab dab aab aa ofqd baba ai ca flqn ba pu il hd eaef bgc ea ocrp aaaa abb lhck fb bb jg rdsm igc de cfg ja cddc ba beg kc deff aa ba ilmm hg cd kf aa ccaa eapi hrr tgdi fjgl cncc fa il aba cd bcda behh abbb ri pkh megh cd fbab bbf ae krr klh fjbl gmaf bdbb msks lcpj acbc hsim aa ndl ebvk efjj fi job mgk bbb ksaa aafh msqc dem df kf goi hgb bunv eb ajc caca fa eehb cfj bccc ej lq kmhj hch rpai mq hb ubn baab aeb bab ibca gdj pdeo bab ppg bedf acf bb aaaa npd abe gaa fh ckb aca fca aa akjc ids abaa agb mj ed bfgc ibn lt bacl bh aaaa mv kg pmkc gf eojf dcf ebaa lg gcaa db fc fdbh pf aab ilf bh eb mapf badb mbme eqk edu ehg fsv kll bccb nq ch adca fjd rgr bnq bo bb jb aaaa kd ch ejed phgb olj ldle bbb fmn ql gch blb cacb eu ibdk murm xvu abba cgd aac bc aqm aaa aaa qd jfpt tp on dn aa mgek kf abb decd cpc dbed febf ba fa de ab ega ibe maj abd tbkk mnjc ged abc de hdh lbg bt ge bfeb anvh bbb pp jqun gmn elol ad eig bd cbaa bc dfca nmfp kdl aahe khf hagg fac aba ii cadg efbk nfn dc hp ad fh baaa add ig ab ard kdbf ac edb mae od fi cda bt uanq hcdp ur if eo jodm pjle baac gbp hblb bf jm bfec hia cilc cb djhe lq kj qhmh ie ggf baa kqkq kv abaa bcdc eb og haf ckg ccdb dc ac aac wjbc nfbh cbca gven aaaa sh deg aaf hbf dcc aa jd aadd bda aje caff fae fd ba aaaa dd eg lpgn jce eogo mkn oat nlmk ep flq er dmbm fg nf ab qnjr kkh hn gm ggg gfe hikm baa ba jlgm aa lci bdba aaaa ajc efd ab idaf eidd bmha lfp dadm idl elah jde jk ca ld jhff dbd cba oe wotw faba aa pcd geea bgc bi ei ie eg akm ge fcaa baj dgdf hghi baab eb ded cfc bb tjen fckh idj aba eeee reoc ihb mgu dim bbdb cd lo bd gcgm ab gd mhkd bbb dikg inan aaa hrg abaa ifh ccec nm ea dcf bcgi edea mshs dhf bb aa fb co oie rs abb daa acc cgf dpn kd ccde fdq hgh fgf ibg fhb bak ifcg cebc id ejuo blbl rqro adb ie dbde qlg fedg eqhi adba aaa oh cbea fag bggl mdn cc egf dfdb dd ls gmi ccc mdi meg aaa fumg jpn lioh igi bbb naj egcd vh ootn eng mbn aae kn ccc fffb ei bfcf ih eec cib kkbe fj pkbq cc dhln tha gnn cii mcb icb iigo sx cc hm aa ic gdp jcl rpdq odq cccb ele cba caa dlgj uflg ahb bdbc fea bcc baba fa iiof ci boge hks egb up ka gcfd cbc qsfj ncv ulw kjii dbac aff lmck phdh aco bb nedf idd eag jcg meb ca eeed ggf gb qcqg bc mfgo rdgc aif faes an nmmc ncdl dd ahsd dii fq bge bdb fo faje dcbj jhsm ab wwr jcbr ijef dec abcc bb rbiu ej kn bw ec tgml ff ol ssb qbdj cb fdqt ljcp ga cc klb jgf qddb jd pgmf cqv ja lb mahe fd lpqt ebff ceb hnk qi aaaa agf baba egeh hf eh egb ba bl ha ecj al ja ch ugv bf mlha cd ec acq tqba aaaa ebca dat gjfb ch khlh pkee to dxs sga ca dmel agcc eakd rgqf mam fdn igf ggoc bagj cc lhf samq kjil cf jc fdb hkbm gkia qrc baa jnbc be cdc chg ehi in clh jkc aaac adc db ir ttk jhbb bc kag jibf bwuf aa ongb hjdb ejgb dg qoh qove ol cbb ed be vor baab aond bri aaaa aa ihm dd aaaa aa jeg ef cada fug hjgc gic aaa aece skc ge kgnd aa cbb jhkk fc aaaa cbd dnnf obn geba abcg bse eiae ad hf hd jd jdfb ba gaga dfic kwm lka idkp odfo edo hfjh itqn fkcg ifih ai kcm nke cd am cec dff buec gpe abt edf fa eng ico imjr aa daee aaa jwb fb ah eai baba hia bb gefc ni abbb ccd ca hf fa edfa aee pqk cei fdk tqgb lvio ebfd kdf aagg eloa dead ihfc aaba klu mkjl gha fel ccig aa imia ff ijb ikdj lqdp ekl kq daab cbc kg fcd badd dddc hj oie ccf no wk aaba de bb aaa ee edcc fhkh isj gd gei gi fge bb djk bo cdd sd gbe egm ba cfka ca fjlf aa ci bab ch de kxbm eedi fhjc sbjt aad aa gafc ab fcc efc goj fcog kjjg laad le gg diei bjih hffh bdh ace hd ace fda qi fbb uw abcb nksl bga oa flq ubt if bb fel dld nd dnic hb jp hka em edl di jdea eec abaa afk aia ed gg bcd afdi ac lc nfnc ace ddba abbb bae fi mk dba cf chk jdk bbda canf gf ag lpu pjbo epk abb mkfc ms gg pko ac dbl gd hf dib emaj agdc lhj onao amcc fl aei aa eglb aggg hgw fhdi an he gled onl ehgg ed hbah km hi bk cnac bt dk gdfh aaa lf ffa bbbd edg biad ft eai abb pn ffd aaaa ttqi dff dg hged aa no eb eeei npil cabc pchb ejfg eace jnon tqi bai abg bbc llbg jj aaaa gic ha cdgb vna mdf ff caha db ed ibji cc cde fp lea ff ch ke aa eddc dd ba llag hc caba ij dbcb dge fc ild ps jef kfmo me dc oc bgda dli hf acaa cag gea aaa gdha kv eepe fad uh nhn eb gee cadf fche je seir ecc cded bbb dbjl aa mial ljgg aa nm bb kjap glg baaa hdh bai cw fg cdad ddaa al rtb irc geeb ipp haf gd lqi gabb ege mgi cc cca kqbk acd nk hkl bdg jhd nkm gaga bbb agci nm tc db ppjb agp latf bj aga upnq mn ce ilg fiq nijn no fe ccac ac accc bn aie ead pk lifl imhi dc bbb qdsi llge jrt xsp aaa dbe fabb pnhv adba fcjd ebe ccha lvq bf fb hlb babc hh abd fhd eh ceq cgc adg df bde scie cc efgd jm cf fhip aaa aabc iege ad cdii ecda cca bd ifeb gjf gejf bf gvj ffe fjl ei ff qujh bs bdap agf dab cbaa ik aaaa ccbc bb aaaa ca aa qnm aaa aa stf ffad dik aaa qijl aaa eafr cf cis ba erbl de ab nk glr eb pk lm hf jf mglk btgm ald fhoi ifs ld bf abbb aa aaaa af fe ua aac lfk cbee sloi he lefa dcb ai aaaa ba db grt bo mjp kde dq hb niqo ba cl bg gg aghj bb cdb geai ca ppnh bgf bl iggd klkn fcec rs mh endr bf bbdd jlld aaa fadh gb dfc ag dif ldid baf ac fhfd phb ja ka dfx ib wakk ji lenm bdg ft ggkb fnej jp oia fbcj lle dcc khe uhs ggf ccf nhne nw cdcg ga fe 1