Press "Enter" to skip to content

Adiós a Humphrey Bogart

Uno de Enero del dos mil seis, la raza denominada humana fumadora pasa a considerarse enemigos p&uacute;blicos n&uacute;mero uno, el extraerles un pulm&oacute;n, vivos o muertos, ser&aacute; recompensado. </p>
<p>Pobre Sara Montiel, quinientos mil a&ntilde;os esperando al hombre que quiere y ahora ni siquiera podr&aacute; amenizar el rato fum&aacute;ndose un puro. Mi opini&oacute;n sobre la nueva tortura ha cambiado un poco desde que empec&eacute; a conocerla; uno es un fumador empedernido, que siempre ha intentado respetar a los no fumadores, pero que en estos d&iacute;as ha estado a punto de agredir f&iacute;sicamente a varios. Por una parte me parece razonable: ?los derechos de los no fumadores prevalecen sobre los de los fumadores?. No se trata de que est&eacute; de acuerdo o no, si no de que esto es as&iacute;, al que no le guste que cambie el tabaco por ajo y agua. No voy a entrar en temas econ&oacute;micos, de esos de qu&eacute; van a hacer las dos o tres familias que se dedican a este tipo de industria, ni del dinero que va a dejar de ingresar el Estado gracias a los asesinos de branquias ajenas que somos los que le damos al fumeque; ni siquiera voy a hablar de cierta libertad ni tan s&oacute;lo voy a plantear que proh&iacute;ban los coches para que no haya accidentes ni que los derechos para entrar en un autob&uacute;s de los que nos duchamos prevalezcan sobre los guarros, ni del derecho de que mi voto en unas elecciones valga m&aacute;s que el de algunos mendrugos mayores de edad, etc., tan solo me gustar&iacute;a que me explicasen como un gobierno puede ser tan tremendamente est&uacute;pido, cobarde o ll&aacute;menlo como quieran. </p>
<p>Si partimos de la base de que?, perdonen un momento, voy a fumarme un cigarro, en ocho minutos vuelvo porque, aunque estoy en mi casa, tambi&eacute;n es mi lugar de trabajo, as&iacute; que? </p>
<p>? </p>
<p>Ya est&aacute;. Como iba diciendo, si partimos de la base de que hay que proteger a los no fumadores, a los que el humo de los coches, motos, autobuses, patinetas, etc. no les perjudica, si nos basamos en que se trata de proteger la salud, que este gobierno que de talante tan remarcado, me explique por qu&eacute; cojones los ni&ntilde;os pueden entrar a los bares de fumadores, solos no, pero acompa&ntilde;ados s&iacute;; si tratan de proteger a los adultos, c&oacute;mo dejan abandonada a esa tierna infancia que chilla, corre, pide coca colas, en los lugares de fumadores. No veo la l&oacute;gica por ning&uacute;n sitio a no ser, claro, que busquen el suicidio colectivo de los que desesperados acudamos a una cafeter&iacute;a para tomarnos un caf&eacute; (como sigan as&iacute; descafeinado, de la cerveza olv&iacute;dense pronto) y fumarnos nuestro consabido cigarrito y nos encontremos a esas adorables criaturas dando por culo todo el rato, ya no s&oacute;lo tenemos que aguantar a los padres maleducados y a los ni&ntilde;os co&ntilde;azos sino tambi&eacute;n hacerlos con la m&iacute;nima nicotina exigida por nuestro cuerpo. Ni ese respiro nos dejan. </p>
<p>De todas maneras, lo m&aacute;s importante de la nueva tortura es la imposibilidad de vender cigarros de chocolate (del dulce). Podemos observar c&oacute;mo sabemos perfectamente diferenciar la l&iacute;nea que separa la gilipollez profunda de la menos marcada. Menos mal que siempre nos quedar&aacute; el Pedro, que se trae un material de Marruecos, eso s&iacute;, a partir de ahora me los preparar&eacute; sin tabaco.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies