Press "Enter" to skip to content

Aplastado el silencio y Ana Gorría

Aplastado el silencio

Canción de cuna inmóvil sobre los matorrales.
La luz
descansa
entonces,

rendida,

de incendiarse.

-Ana Gorría. Solsticio

Lentamente,
una levadura de madera
espolvoreada en el aire,

un aire atravesado
por dieciséis campos
y un solo mar,

que da a tu boca
-engalanada en hadas-

el sabor de las montañas

y el sol de la alcantarilla.

Varsovia

No hay un mantel sobre la mesa,
hay sendas rojas
que van y no vienen,
y enfrente una ventana.

Es el simple gesto de mirarme.

Es la alcoba
desde la que lo contemplamos todo
hasta que anochece y dormimos.

Unas calles que se iluminan.

Una pizca de cemento y sangre;
un poco de pan,
y un poco de pólvora.

Para mi una balsa,
que quiero huir por su río
y perderme;
voy a morirme en sus memorias,
una cruz gamada

de inviernos
y tranvías descarrilados.

__

NREM. Ph2

Vivo
con un corazón frío,

un sábado por la noche,
Up the Bracket,

tiempo que se nos escapa
y nos devora.

Nunca está saciado.

Mundos imperfectos
y sueños,

demasiados.

__

Somewhere at 1 AM

Antes
de salir y enfrentarme al mundo,
rajo y me como mi propio testamento.

Juro que esta noche un vagabundo se esnifaba la vida.

Que me formalicen un contrato

para no volver a nacer.

__

Cielosdecera

Un axioma machacado entre palabras,
lo llamo humo de barra de labios.

Nadie dijo
que fuera tan fácil beber de las nubes,
si seguías sorbiendo arena de un pozo seco.

Me conformo
con el olor de humedad de tu baño,

y el de enfermedad catatónica
de tus lágrimas

secas.

__

XXIII

En un papel en blanco
bordo como un loco tu figura;
y que me deleite el sol de la mañana,
cuando entre cenizas
y el rocío de tu niñería
se consuma la celulosa,
y todo huela a nosotros.
Hasta la falda
que sólo te vi puesta una vez.

__

XIX

He aquí
un poema optimista,
que ríe
mientras todo se viene abajo,
que para su credo
sólo busca la ignorancia.
Y la encuentra,
sí,
lo hace en todos sitios,
por algo viene directamente
de mi corazón.

__

XVIII

Me rodeo de juntas,
soportes de papel,
y la argamasa que cerrará
mis maletas,
repletas de fotos
donde no hay nadie.
Te recordaré
a mi manera,
y es que sé que
te escondes
tras el horizonte.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies