Press "Enter" to skip to content

La Familia, de Pedro Carbonell

Andrés es un hombre maduro a punto de enfilar la ancianidad. Le faltan pocos años para jubilarse pero está en el paro, en la España de 2010. Vive solo y se entretiene entrando en los chats de Internet. Por este medio llegará a conocer a Amaranda, una mujer que, según ella, es unos años menor que él y que manifiesta sus deseos de verlo en persona. Andrés es poco sociable y en el barrio donde vive no cae muy bien a la gente. De vez en cuando abandona la rutina de chatear para introducirse en otra que es peor: beber. Él es consciente de que se están quemando los pocos rescoldos que le quedan de juventud y de vigor sexual, por lo que se embarcará en la aventura de viajar desde Gavà a Madrid para encontrarse con Amaranda.

La familia es una novela donde el sexo, el chat, las nuevas tecnologías y la crítica a la España política y social de aquellos cada vez más lejanos años están muy presentes. Todo ello queda visto bajo la peculiar perspectiva narradora y estilística del autor.

Mi opinión

Por primera vez me encuentro en un libro una propuesta de familia entre tres personas, dos hombres y una mujer, el marido y el amante de ella, una relación que ha crecido en internet, en un chat, donde las personas mayores que somos invisibles encontramos lo que no tenemos en nuestra vida diaria, nos encerramos en nosotros mismos por miedos a los vecinos, la familia, cotilleos, etc., cuando la realidad es que necesitamos vivir, sentir, soñar, emocionarnos, y volver a equivocarnos.

Elisa y Andrea nos enseñan que el final en toda vida es ser feliz con uno mismo y con quién elijas, aunque para la sociedad no sea lo mejor. Andrés, Amaranda  y Roberto nos enseñan lo mismo pero de otra manera, y todo unido por un mismo propósito: amar y ser amado.

Me gustan los libros que me hacen pensar en la moralidad de la sociedad hipócrita en la que vivimos y cómo nos escondemos todos para intentar arañar un poco de felicidad.

Un escritor, Pedro Carbonell, que nos hace adentrarnos en los sentimientos de las personas, sin dejarnos pensar si están haciendo bien o mal, simplemente enseñándonos desde su perspectiva lo que muchos desearíamos hacer.

One Comment

  1. Pedro Carbonell Pedro Carbonell 17 octubre, 2019

    Muchas gracias por esta reseña, Esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies