Press "Enter" to skip to content

Ir tirando, de Philip K. Dick

Título: Ir tirando

Autor: Philip K. Dick

Año de publicación: 1985

Nº de páginas: 282

            Philip K. Dick es muy famoso como
escritor de ciencia ficción. Lo que poca gente sabe es que este autor, antes de
abordar el citado género, intentó hacerse un hueco en el panorama literario
convencional. En la década de los años 50 del siglo pasado escribió alrededor
de una decena de libros realistas. En vida sólo le publicaron uno, y fue cuando
ya estaba establecido como un grande de la ciencia ficción. Esta novela
publicada en vida se titula Confesiones de un artista de mierda y fue
editada en 1975, pero la obra fue escrita en 1959; el resto de su novelística
de este tipo se publicó póstumamente.

            Ir tirando fue su segunda
novela realista en ser publicada. Se hizo en 1985, cuando el autor llevaba tres
años fallecido. Escrita en 1954, se puede considerar como una obra de juventud,
pues Dick contaba con apenas 25 años cuando la concibió. Cierta crítica especializada
considera que este tipo de obras escritas por Philip K. Dick eran novelas
experimentales.

            El llevar de la escuela a casa a
Gregg, hijo del matrimonio compuesto por Virginia y Roger Lindhall, va a
representar la excusa para que éste intente un romance con Liz, la madre de dos
niños del matrimonio Bonner, que irán a la misma escuela que Gregg.

            La novela comienza con Virginia
conduciendo en medio de la autopista. A partir de aquí el lector se dará cuenta
de que ese continuo viajar en fin de semana desde casa al colegio es muy
importante en el libro, pues sirve de excusa a Roger para tomar contacto con
Liz Bonner. Gran parte del libro gira en torno al primer viaje que ambos
realizarán para llevar a los niños de ambos matrimonios a la escuela. El viaje
de retorno será en verdad importante, pues Liz y Roger lo harán juntos y sin
niños de por medio.

            Ir tirando nos explica el
adulterio tal y como se daba en aquellos tiempos en la clase media
estadounidense. Dick disecciona minuciosamente los actos y pensamientos que se
producen en las personas que se preparan para dar ese paso que puede hacer que
se tambaleen dos matrimonios a la vez. Sobre esta novela, se habla de los
procesos automáticos de los individuos y de la enorme dimensión que pueden
adquirir los sobrentendidos en una conversación. La crítica que antes que yo ha
comentado sobre esto está muy bien encaminada. Todo se produce sin prisa pero
sin pausa, hay una atracción entre individuos de distintos matrimonios y la
unión se llevará a cabo porque el deseo de llevarla hasta el final es mutuo.

            Una vez consumado el acto entre
ellos, el libro cambia para dar paso a las sospechas de Virginia sobre el tema.
Al final de la obra hay una especie de epílogo en el que se explica el
asentamiento de la vida de ambos matrimonios cuando los actos de infidelidad
han tenido sus correspondientes consecuencias. En esta parte, la calidad del
libro, para mí, desciende bastante respecto a las descripciones previas al
adulterio entre Roger y Liz; parece como si Dick tuviese prisa en darle el
punto y final y también como si eso le representara algún tipo de problema.

            Dick narra con una serenidad y una
lucidez que asombran a cualquier lector. Con un libro del cual ha escogido muy
pocos materiales para escribirlo, hace de él algo similar a una tragedia
griega. Todo está regido por algo superior a las fuerzas humanas y lo hace de
modo implacable, llevará a los individuos a un punto de no retorno y que a
ellos mismos no les convence en absoluto. La prosa está salpicada de pensamientos,
sobre todo de Roger y Virginia; con ellos desmenuza Dick el proceso interno de
esas personas mientras están viviendo su propio teatro vital. Las descripciones
de este escritor son muy precisas, y también concisas, pues no se entretiene
con ellas más de la cuenta; con unas pocas palabras contruye para el lector el
entorno donde se mueven los personajes.

            Debido a la evidente calidad de la
obra, y a la juventud del autor cuando la escribió, pienso en que Philip K.
Dick, si hubiese sido publicado cuando creó estas novelas, habría dado mucho
que hablar en el campo de la narrativa contemporánea. Todo esto queda en
especulaciones, y en una decena escasa de novelas que podemos disfrutar todos
los lectores.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies