Press "Enter" to skip to content

EL IMÁN DEL AMOR Y LA GRATITUD

Pueden leer este artículo en el blog de la autora  https://deseoserfelizblog.wordpress.com/blog/, entrada del  22/05/2019 

La vida es un tren, y en cada estación recogemos a razón de lo que entregamos, aunque no siempre recibimos lo que deseamos, aun así, es necesario para nuestra evolución ya que las adversidades nos obligan a superarnos.

Mi madre siempre me
decía: “Es de bien nacidos, el ser agradecidos”, y os puedo asegurar que mi
madre era una mujer muy sabia.

“SENTIR AGRADECIMIENTO ES
SENTIR AMOR”

Las personas que muestran
su gratitud sinceramente poseen una gran fuerza interior, no andan quejándose
por todo y se alegran del éxito de los demás; luchan por sus sueños, siguiendo
su propio camino. No andan esperando recibir, más bien comparten.

“El poder del amor es
ilimitado” y “La gratitud multiplica”, por eso cuando entregas gratitud y amor
recibes lo mismo. Por lo tanto cuidado con los sentimientos que ofreces a los
demás porque es lo que recogerás.

Personalmente, agradezco
mentalmente a diario las cosas por
las que me siento dichosa. Me gusta agradecer hasta los mínimos detalles, sintiéndome
así más feliz por todo lo que la vida me ofrece.

Tus pensamientos son la
fuerza del motor que mueve tu corazón, sentir gratitud te llenará de amor y se
expandirá a todos los que te rodean.

Evidentemente no vamos a
agradecer cuando nos hacen sufrir o nos traicionan, sería absurdo ¡Ojo! ¡No
estoy hablando de sufrir ataraxia!

¿Ataraxia?, ¿qué es eso?… En primer lugar vamos
a diferenciar “Practicar la ataraxia”
de “Sufrir de ataraxia”:

—“Practicas
la ataraxia”:

  • Cuando
    saboreas la felicidad en los pequeños placeres y en la serenidad de ánimo.
  • Cuando
    alcanzas la fortaleza del alma frente a la adversidad y obtienes tranquilidad
    espiritual y paz interior.
  • “Cuando
    es medicina para tu alma”

“Sufres de ataraxia”:

  • Cuando
    evitas conflictos en lo personal (te traicionan, te ignoran…) por miedo a las
    consecuencias.
  • Cuando
    sientes ausencia de inquietudes.
  • Cuando
    eres conformista y no te haces valer.

¿VES LA DIFERENCIA?

¿Tú practicas o sufres de
ataraxia?

One Comment

  1. Esperanza Benayas Caño Esperanza Benayas Caño 3 noviembre, 2019

    Es cómodo practicar la Ataraxia, particularmente me desenvuelvo muy bien en ella, el resto se lo dejo a los demás.
    Me dedico a vivir, sentir, y pasar por la vida sin hacer ruido.

Responder a Esperanza Benayas Caño Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies