Press "Enter" to skip to content

No temeré mal alguno, la novela que pone a prueba la decisión salomónica en el mundo actual.

El juicio del Rey Salomón se fundamenta en lo narrado en el Libro I de Reyes (3: 16-28). En este episodio, Salomón, rey de Israel, tuvo que averiguar la verdad en un caso judicial que se le presentó: la disputa entre dos mujeres, de las cuales una de ellas había perdido a su hijo, y ambas le decían al rey ser las madres del otro niño que si vivió.

«Esta afirma: “Mi hijo es el que vive y tu hijo es el que ha muerto”; la otra dice: “No, el tuyo es el muerto y mi hijo es el que vive.”»

Es uno de los episodios bíblicos más citados en la literatura. Podemos encontrarlo en obras como El Quijote, de Miguel de Cervantes, o en El círculo de tiza caucasiano de Bertolt Brecht. Abraham Stern rescata este episodio para su obra, No temeré mal alguno. Quiere llevar el recurso jurídico utilizado por el Rey Salomón al mundo moderno y comprobar si aún tendría vigencia.

El rey Salomón, para resolver el caso, pidió que le trajeran una espada, un elemento muy simbólico de poder. Manifestó ante las dos mujeres que el niño sería partido en dos para que cada una de ellas se quedase un trozo. La madre real gritó entonces que le dieran el niño a la otra mujer, mientras que la otra mujer aceptó la idea de tener solo un trozo del niño. Así es como Salomón descubrió quién era la verdadera madre a través de la abnegación del amor maternal.

A priori, la obra de Abraham Stern no parece tener nada que ver con el juicio de Salomón. La historia, dice así: «Durante más de veinticinco años estuvo huyendo de su pasado. Su afamada carrera periodística le hizo creer que la horrenda adolescencia que vivió en Luisiana había desaparecido finalmente de su memoria. ¡Nunca estuvo tan equivocada! Justo cuando pensaba que vivía los mejores momentos de su vida, un brutal doble asesinato la hace regresar a Nueva Orleans para reportar el homicidio más detestable conocido en la historia de la ciudad. Su participación en la investigación resulta fundamental para resolver el crimen. Con el despiadado asesino bajo rejas, ella siente haber alcanzado la cúspide de su carrera profesional, pero en un juego del destino descubre un secreto de ese pasado personal que creyó haber olvidado y que le hizo salir huyendo sin saber lo que el futuro le tenía reservado. Madeleine Thomas ha regresado a casa… Ahora es tiempo de que conozca su aterradora verdad».

A pesar de que en la sinopsis de No temeré mal alguno no se hace referencia a la decisión salomónica, el autor ha indicado en varias ocasiones la relación de la novela con dicho juicio, lo que aumenta aún más la expectación por saber cuál será el concepto de justicia que se aplica en la novela y en qué momento este se dará.

Abraham Stern Feterman (San José, Costa Rica, 1967) es abogado, escritor y columnista de diversos artículos de opinión. A los cuarenta y ocho años se da a conocer con su primera obra literaria titulada En cuestión de segundos (Megustaescribir, 2015) y en su segunda novela nos entrega una nueva historia de suspense policial titulada No temeré mal alguno (Círculo Rojo, 2019). Además, ha destacado por sus artículos de opinión que publica en el periódico La Nación, La República y CRHOY de Costa Rica y en foros internacionales. Su infancia transcurre en dos de las principales ciudades de Costa Rica: San José y Alajuela, y allí entra en contacto con la renovación urbana de la ciudad capital. A sus dieciocho años viaja a Israel en donde se expone por primera vez al posmodernismo que se vive en esa época a largo de Europa. Estudia Derecho en Costa Rica y Estados Unidos de Norteamérica (Nueva Orleans, Luisiana) e inicia una larga carrera profesional enfocada en Derecho Comercial y Marítimo. Durante los cuatro años que vivió en los Estados Unidos forma parte activa de la comunidad latinoamericana desempeñando funciones ad honorem en el consulado de Costa Rica en la ciudad de Nueva Orleans y como Tesorero para la Cámara de Comercio Hispana del Golfo de Luisiana. Su vida académica se resume en el título de Maestría en Derecho Marítimo que obtiene de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans y como profesor en la Universidad de Costa Rica y en la Universidad de La Salle, en donde ha impartido diferentes cursos.

No temeré mal alguno está disponible en la web de la editorial  Círculo Rojo y en plataformas digitales como Amazon o Casa del libro.

Entrevista en Tregolam a Abraham Stern Feterman

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies