Press "Enter" to skip to content

La Quinta Herejía

Desde Cantabria llega un canto a la brutalidad, círculos de fuego y un trabajo anterior complicado de superar (“Despierta”) la gente de HEREJÍA nos ofrenda un trabajo lleno de oscura brutalidad, Heavy Metal y unos toques vocales no solamente épicos sino también de corte magistral con su trabajo “La quinta herejía”

Un disco con 10 canciones que se pasean tranquilamente por una escala tras otra de fuerza y unos toques tan clásicos que nos lleva a las bandas más emblemáticas de la historia. ¿Esto los pone en la cabeza del estilo en España? Pues sí, aunque no solamente esto.

La teatralidad del Heavy nos seduce a los seguidores porque nos envuelve con la fuerza que precisamos en el día a día para tolerar, fuera de nuestras casas, agresiones constantes en todos sitios (supermercados, buses, metro, veterinarios) con esas estúpidas repeticiones de babeos y “auto-tunes” que ni siquiera voy a nombrar pero todos saben de qué hablo… entonces uno escucha “Tiempos oscuros envuelven a la humanidad” saliendo de una garganta cabreada, haciendo fuerza por controlarse y no soltar todo en el primer verso, y ya todo mejora un poco… Los herejes no hemos sido abandonados… Un menú salvajísimo, bien pensado y grabado con una potencia que no solo es posible gracias a los estudios… si no a la versatilidad y calidad de la banda.

El Heavy está presente en cada una de las 10 canciones. El vocalista parece haber sido poseído por Legión, la teatralidad de sus interpretaciones, con recorridos por impostaciones, tonos bajos que son oscuros y demoníacos (sin necesidad de recurrir a guturales) se lucen desde el minuto 1 para, en el momento adecuado, alcanzar un agudo que termina cerrando un círculo perfecto.

Los asombrosos punteos en cada tramo del disco se hacen tan obsesivos que no te dejan respiro, una maravillosa obra con un toque clásico que te deja sorprendido por el concepto tan medido que va acorde a su estética, al concepto del disco… Cada canción, si bien están ligadas y no parecen estar tiradas una tras otra “para grabar otro disco y que nos vean”, es un universo aparte.

Llevo todo el año reseñando discos de Power, Heavy y Metal Clásico (además de otros estilos a los que soy más afín en este momento) pero si tengo que hacer un balance: los mejores 6 minutos que he vivido este año se los dejo a la balada “Power” “Ahora yo”. Acordes suaves para entrar que, sin prisa ninguna, se van sumando a una ejecución tranquila, preciosista. Creando ambiente, despistando con cada segundo de interpretación. La banda ingresa paso a paso, te rodea, te sume en un sueño introspectivo que te arrastran con ellos… como la espuma del mar Cantábrico… Es para estar en una sala, en silencio sepulcral, dejando que la oscuridad vaya desapareciendo lentamente para, de pronto, un estallido de luces nos levante y nos de fuerzas para seguir adelante. Se agradecen, y mucho, letras que sean un himno personal… Todo bien con salir a matar dragones o ligotear con brujas, pero a veces es necesario, para todas las edades, encontrar un himno que te dé esperanzas y te haga conectar en serio con una banda…

Herejía se ha puesto un traje que no le queda grande, se sacan del pecho un disco que no aburre, que tiene una tonalidad épica, con momentos justos de letras intimistas y sin vanalidades ya, con músicos que están a la altura de un proyecto que podría ser muy ambicioso pero que cuenta con materia prima para avanzar y convertirse en parte de la historia moderna del Heavy Metal.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies