Press "Enter" to skip to content

Los «Romeos» sí que existen y las «Julietas» también.

Estoy convencida de que esta semana será una semana especial para muchos de nosotros. Lo has adivinado: San Valentín, el día del amor y de la amistad, el día de los enamorados. Soy de las que piensan que cualquier día es bueno para tener un detalle bonito con esa persona por la que el corazón te late a mil por hora, pero también está bien que haya días en rojo en el calendario para que recordemos que el amor mueve el mundo. Parece que se nos olvida muy a menudo, menos mal que aquí está San Valentín para recordárnoslo, aunque sea de año en año. ¿Cómo? ¿Que no estás enamorado? El amor es una palabra con un significado muy amplio, así que seguro que tienes a alguien especial en tu vida: un amigo o una amiga, tus padres, hermanos, abuelos, un amor secreto, un amor platónico, un amigo invisible… Sí, sí, ya sé que todo cuesta dinero y que muchos dirán que es un día comercial, pero no es necesario gastar demasiado, de hecho, si te lo curras bien, te puede quedar un regalo de lo más original invirtiendo muy poco dinero, o incluso a cero coste. Un regalo hecho por uno mismo tiene un valor especial. ¿Sabéis qué? Llamadme romántica, cursi, anticuada o que tengo demasiada azúcar en sangre, pero echo de menos escribir esas cartas extensas en las que dabas rienda suelta a tus sentimientos. Así que, manos a la obra, mejor dicho, manos al bolígrafo y al papel y aquí os dejo mis cartas para todos los enamorados, para todos esos «Romeos» y todas esas «Julietas» que todavía existen en pleno siglo XXI, para todas esas historias que merecen la pena. 

MI AMADO ROMEO:

« Escribo esta carta que nunca podré enviarte. La romperé en mil pedazos y la soltaré al viento para que las nubes puedan sentir mi amor por ti, y la lluvia te la lleve allá donde estés. Suspiro por ti cada segundo de mis días y lloro por ti cada segundo de mis noches. Desde mi balcón cierro los ojos para que el aire pueda acariciar mis labios, mientras añoro tus besos. Tu nombre es para mí una dulce canción de amor y locura, una flor que abre sus pétalos a la vida. 
Te extraño y te amo hasta el infinito. 
Tuya para siempre,

Julieta» 

MI AMADA JULIETA:

«Salgo a caminar con la esperanza de verte reflejada en las gotas de lluvia y poder sentirte y empaparme de tu esencia cristalina pero, por una burla del destino, sólo puedo verte reflejada en mis lágrimas, presas en la cárcel de mis ojos, que añoran ser libres para convertir sus sueños en realidad. Con la última gota de la tormenta han desaparecido todas mis esperanzas de poder tocarte una vez más y, en medio de mi locura, puedo ver tu imagen nítida reflejada en los charcos, pero que al tocarla se desvanece entre mis dedos. Tiemblo al imaginar tu mirada atravesando mi corazón con su cálido fuego y, ante este vacío inmenso, sólo me queda besar al aire esperando que pueda llevarte un beso de cristal que roce tu mejilla: un beso de amor verdadero. 
Tuyo para siempre, 

Romeo» 

No dejéis de soñar nunca, mis intrépidos lectores. Feliz día de los enamorados. 

Feliz día de San Valentín.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies