Press "Enter" to skip to content

Los villancicos, la magia de la Navidad

Ya tenemos aquí encima la Navidad y todo lo que conlleva esta celebración. Ni que decir tiene que este año será distinta. Tenemos ganas de abrazar a nuestros familiares y amigos, poder reunirnos con ellos con total normalidad, como hicimos las Navidades pasadas. Pero hay que tener un poco de paciencia, aunque estas Navidades sean distintas, ya vendrán tiempos mejores y hay que intentar celebrarlas con todas las precauciones y pautas marcadas.

Echando la vista atrás, recordando las Navidades de hace años, echo de menos esos días de reunirse con los padres, hijos, primos, tíos, nietos… y, si éramos pocos, después de la cena siempre se agregaba algún que otro vecino para seguir con la celebración. Nos íbamos desde bien temprano a casa de los abuelos y mi madre, mi abuela y mis tías se pasaban todo el día en la cocina preparando tandas de comida para  darnos de comer a la tropa. Entre medias de los platos, cubiertos, cacerolas y el aroma de los fogones, las risas y la inquietud de la chavalería aparecía por cualquier rincón de la casa.

Los villancicos sonaban todo el santo día, y se acompañaban con todo tipo de instrumentos y otros artilugios no necesariamente musicales, con el consecuente dolor de cabeza a más de uno.

¿Y qué instrumentos utilizábamos para acompañar nuestros desafinados cantes?

Salvo una guitarra llena de polvo, desafinada y que nadie en aquella época sabía tocar y una pandereta, el resto de los “instrumentos” eran improvisados en casi su totalidad.

Lo mejor de todo era la letra de los villancicos, te los aprendías sin pensar en su significado.

LA MARIMORENA

«Ande, ande, ande, la marimorena,

Ande, ande, ande que es la Nochebuena…»

Este villancico es uno de los más populares en estas fechas navideñas. Nació en el siglo XVIII, y se cree que estuvo inspirado en una tabernera madrileña de la época, María “la morena”, conocida con este apodo por el color de su cabello. El ruido de los tambores y las zambombas, entre otros instrumentos, interrumpieron una importante ceremonia religiosa en el convento de San Francisco, y la cabecilla de ese alboroto era esta mujer. De aquí también el término de “armar la marimorena”. Otras fuentes sitúan su procedencia el apodo de la Virgen María, la Virgen Morena o la Moreneta.

ARRE BORRIQUITO

«Arre borriquito, arre burro arre,

Vamos más deprisa que llegamos tarde.

Arre borriquito, vamos a Belén,

Que mañana es fiesta y al otro también»

Otro de los villancicos más conocidos, compuesto entre 1925 y 1930. Se dice que su procedencia es militar por el sonido del tambor presente en el estribillo. La música corresponde a Ricardo Boronat y la letra al escritor, periodista e historiador Diego San José de la Torre.

CAMPANA SOBRE CAMPANA

«Campana sobre campana,
Y sobre campana una,
Asómate a la ventana,
Verás el Niño en la cuna.

Belén, campanas de Belén,
Que los ángeles tocan
Qué nueva me traéis?»

Este villancico tradicional destaca por su alegría, su musicalidad y evocando el sonido de campanas con la palabra “Belén” en el estribillo. De origen andaluz, ha sido traducido a un centenar de idiomas.

LOS PECES EN EL RÍO

«Pero mira cómo beben los peces en el río
Pero mira cómo beben por ver al Dios nacido
Beben y beben y vuelven a beber
Los peces en el río por ver a Dios nacer» .

Aunque se desconoce su origen, tiene una cierta influencia árabe debido a la tonalidad y a la estructura de su composición.

Las estrofas van haciendo alusión a acciones que desempeña la Virgen María, como peinarse, caminar, lavar, tender… para terminar todas ellas en el estribillo, en el que los peces beben en el río.

ADESTES FIDELES

«Adeste fideles laeti triumphantes
Venite, venite in Bethlehem
Natum videte regem angelorum

Venite, adoremus,
Venite, adoremus,
Venite, adoremus, dominum!

Deum de Deo, lumen de lumine,
Gestant puellae viscera
Deum verum, genitum non factum» .

Es el villancico en latín más famoso del mundo y de le atribuye a un franciscano italiano del siglo XIII (San Buenaventura) , o al rey músico,  Juan IV, pero según una investigación realizada por el monje benedictino Dom John Stephen, la hipótesis más acertada apunta al músico inglés John Francis Wade, en 1743.

NOCHE DE PAZ

«Noche de paz, noche de amor
Todos duermen en derredor
Entre los astros que esparcen su luz
Bella anunciando al niño Jesús
Brilla la estrella de paz
Brilla la estrella de amor»

Es un conocido villancico de origen austriaco, compuesto en alemán por el organista Franz Xaver Gruber y la letra corresponde al sacerdote Joseph Mohr.

Fue declarado patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad  en el 2011.

Todos los villancicos han tenido su repercusión y su popularidad, pero hay uno entre todos ellos que es mi favorito:

LOS CAMPANILLEROS

Uno de los villancicos con toque flamenco popular de Andalucía.

La primera vez que escuché esta canción fue una versión interpretada por la “Niña de La Puebla”. Fue ella quien le dotó de popularidad y le dio una personalidad propia.

Los villancicos andaluces siempre son muy especiales al oírlos interpretados por coros rocieros, con triángulos, zambombas, botellas de anís y otros instrumentos musicales.

El cantaor flamenco que creó la versión flamenca fue Manuel Torre (1878-1933).

«En los pueblos de mi Andalucía
los campanilleros por la «madrugá»
me despiertan con sus campanillas
y con sus guitarras me hacen llorar.
Yo empiezo a cantar, …
y al oírme todos los pajarillos
que están en las ramas se echan a volar».

Las Navidades, sus canciones, los instrumentos musicales acompañando a un grupo de amigos y familiares, envuelven la magia de una noche que no sería lo mismo sin ellos.

Hasta la próxima.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies