Press "Enter" to skip to content

Vietnam Side

Me dijeron que era otra banda de Thrash… la lógica de siempre indica que las bandas jóvenes de Metal tienden a hacer un ruido similar hasta que encuentran un camino, una idea, una identidad. Prejuicios y vanidades de los curtidos.
Llegué luego de tomar 2 autobuses a la famosa sala sevillana Tokatu donde suelen celebrarse “zapadas” y además hay locales de ensayo… Me planté ahí y pregunté “¿Los Vietnam Side?” La camarera me señaló una mesa donde había un par de guitarras mal acomodadas y 5 muchachos… distintos pero iguales. Sí, la imagen no es nada, pero vengo de una Era donde la ropa te identificaba con tu personalidad, por ejemplo mi look es el de Pordiosero Stonner, y el de la banda era indescifrable. Limpios, sí, pero indescifrables. Vale, llevarles más de 20 años puede que influya en mi percepción de su realidad, pero la agonía intermitente bajo la cual vivo me hace intentar sumergir a todos en la misma bolsa de gatos rabiosos y desesperados, entonces sentir cierta familiaridad con ellos me puso incómodo. Algo iba a ocurrir. Bueno o Malo.
Nos presentamos, intenté explicarles las condiciones del Festival y me interrumpieron porque ya se los había dicho mi interlocutor, lo cual a mí me importaba un carajo porque no me fiaba de ese “interlocutor”. Mayormente estaban callados, simpáticos, menos uno que era el que hablaba y hablaba, sociable sí, con las ideas claras, y el resto del grupo me parecía entre inescrutable y atípico. No me daban Metal… parecían traperos, motoretas, pastilleros… No los hacía dentro del universo Únderground del Ruido Bruto, de la desolación astillada de una garganta o de la irrefrenable violencia del Hardcore o el Groove.
Imbécil.


Pasamos a la sala de ensayo, me ofrecieron cascos, los miré con desprecio y ya pensaba alguna excusa para al finalizar un par de canciones decir “Uy, me tengo que ir, gracias por todo, nos vemos pronto.”
Como decía: imbécil.
No entiendo bien qué pasó, ni qué cara puse, pero algo dentro de mí se rompió, las bases de cada canción eran similares, no repetidas, al contrario, eran el reflejo de un sonido propio, bien planteado, sarcástico y enojado. Desilusionado. Me pregunté qué tanta atención les habría prestado mi interlocutor al definirlos como Thrash. Un carajo. Era ese sonido que se escapa de los amplificadores más básicos luego de pasar por un filtro digitalizado, pero, de nuevo, enojado. No había prisa, ni velocidad, simplemente, calor y furia. Una vuelta de tuerca a cada mala pesadilla y parálisis del sueño que sufrí a los 20 años.
Y que nunca me abandonó.

Me quedé mirando la rebeldía punk del bajo, la meditada coordinación ordenada del batería. La hiperkinesia supradesarrollada de un guitarrista escuálido, la simiente oscuridad oculta tras decenas de palabras y sonrisas amables del otro guitarra y cierta búsqueda en su movimiento. Y la callada e imperceptible necesidad de revancha de una voz helada y potente. Entonces entendí que esa sensación inevitable de querer meterlos en mi saco de personas jodidas y con tendencias a desencajar de todo. Respiré aliviado.
Vietnam Side es como la carrera de un depredador que, si no desgarra a su presa, perece.
Mientras su proyecto está floreciendo en una escena que parece cada vez más desierta y preocupada por sacar brillo a los antiguos dioses que intentan no perder su trono… Desde Los Palacios y Dos Hermanas se fragua un nuevo espejo donde los que estamos a mitad de camino debemos vernos, para recordar lo que queríamos ser, y ver qué tan lejos estamos de esos sueños… o despertar por fin de esa pesadilla.
Primer Single del disco homónimo (Vietnam Side) Pesadilla.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies