Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Juan Antonio Jiménez sobre El latido del alma

El éxito que ha tenido El latido del alma es indudable. El protagonista, Gonzalo, se vacía en cada línea de la novela. ¿Da pudor desnudarse uno con la escritura?

Da mucho pudor. Ese es el principal motivo por el que tardé tanto en publicar un libro. Como compositor musical es cierto que me he desnudado infinidad de veces en cada letra que escribía pero la sensación era distinta porque, en cierta forma, la música me arropaba. Un libro es muy distinto, como bien dices, te vacías a la vez que te tiras al vacío sin paracaídas.

Encontramos muchos temas e imágenes diferentes en la novela –como en la vida-. Una de ellos es el mar: “Dicen que el mar no se queda con nada que no le pertenezca, pero no devolvió la vida que robó, no tuvo piedad, tampoco compasión.” ¿Cuál es tu relación con el mar? A pesar de la crueldad en ocasiones del mar ¿cómo siempre se le ama?

Soy de Málaga y mi relación con el mar es evidente. El mar me da paz, me apacigua el alma pero a medida que vas creciendo y pasan los años, como cualquier persona que lo conoce, se le va teniendo más respeto. Pero es siempre hipnótico y donde desembocan mis pensamientos. Necesito el mar en mi vida y recurro a él siempre que puedo.

Un contratiempo hace que el protagonista busque sus sueños. ¿Somos, en general, un poco cobardes a la hora de tomar decisiones?

En mi caso puede que sí. Pero el mensaje de «el latido del alma» que quiero transmitir es, precisamente, seguir la intuición cuando la mayoría de las veces en mi vida he tendido a pararme demasiado tiempo en analizar los pros y los contras de cualquier decisión. Definitivamente, hay veces que hay que dejarse llevar por ese pellizco del alma que llamamos intuición.

Eres muy crítico con el tipo de sociedad en el que vivimos “absurdo sistema que lo condenaba al fracaso”.

Es cierto, tenemos mucho por hacer aún y a veces nos ponen muchas trabas para avanzar. Llega un momento en la vida que o te adaptas al sistema o te adaptas al sistema y eso no deja de ser frustrante al menos para mí. Pero para eso está cualquier expresión artística, para respirar y patalear de vez en cuando. En mi caso, la música y la escritura.

Hay un juego entre el destino y el amor en la novela. El amor ¿se busca o se encuentra?

El amor entre parejas se encuentra, creo que es como debe ser. El amor de verdad, ese por el que se rige el universo, se busca y se encuentra en nuestro interior.

¿“No se puede estar enamorado y cuerdo a la vez”?

Dicen que el amor es una enfermedad (risas). A veces es mejor estar loco porque cuando se pierde esa locura se pierde también la chispa (risa).

“A medida que pasan los años/ más te amo/ más te respeto/ más te necesito”. ¿Podría ser ésta una definición del amor verdadero?

Sin duda. Y lo más parecido al amor verdadero es el amor de una madre o un padre por sus hijos. Ese amor incondicional que no espera nada a cambio.

Lucía le dice a Gonzalo “El amor es la respuesta a todas tus preguntas”.

Pienso que el amor es el motor del universo. No en vano, es el principal mandamiento de Jesús. El día que deje de ser un mandato para los hombres, habremos superado la prueba y todo tendrá sentido.

La muerte rodea la historia que narras y también la religión, pero una alejada de los dogmas y cercana a la reflexión. ¿Estamos perdiendo valores y radicalizándonos?

Rotundamente sí. No sé lo que está pasando. Igual necesitamos mirarnos más a los ojos y menos a la pantalla del móvil. Necesitamos, literalmente, desconectarnos para volvernos a conectar con nosotros mismos. En cuanto a la religión, forma parte del sistema y parece que sólo busca desviar nuestra atención. Las personas nos empeñamos en buscar a Dios dentro de una religión u organización cuando Dios mora en nosotros mismos, la relación con él es personal. Ninguna organización se puede interponer. Hablo de Dios, energía, espíritu o como lo quieras llamar.

En varias ocasiones incides en la importancia de la introspección. ¿Necesitamos pararnos de vez en cuando a analizar “las cadenas que uno arrastra”? También nos indicas que hay que “ser honesto consigo mismo”.

Todas las noches, al acostarnos, tenemos un juicio con la almohada. Ahí es cuando se deben empezar a romper esas cadenas. Tu conciencia es el juez y debes escucharla. Por supuesto, hay que ser honesto y consecuente con uno mismo. Es una norma que he intentado llevar siempre por bandera en mi vida. Desde muy pequeño me lo inculcó mi padre y siempre he podido ir con la cabeza bien alta gracias a esa lección de vida.

¿Intuición o razón?

Intuición. Pero reconozco que es muy difícil de seguir.

Obviamente, la música tiene un papel fundamental en la historia.

Hay mucho de mí en Gonzalo y la música tanto para él como para mí ha sido y sigue siendo la válvula de escape.

También el silencio.

Permíteme que para contestarte acuda a mi banda favorita Depeche Mode y a uno de sus temas más emblemáticos convertido en himno para los fans entre los que me incluyo, Enjoy the silence, «disfruta el silencio».

Gregorio: “la vida son dos días y uno fue ayer”.

Exacto. Nos queda uno para darlo todo y dejarnos de historias (risas). ¡Me cae bien ese Gregorio! Pero déjame decirte y parafrasearme a mí mismo con la frase que abro el primer libro que publiqué y lleva por título «Diario de un espartano»: «En esta vida no todo vale, pero todo cuenta». La vida son dos días como bien dice mi entrañable Gregorio y hay que vivirla pero lo más importante es saber vivirla y aprovechar el tiempo del que disponemos. El último libro que estoy escribiendo y publicaré en breve va, precisamente, por esos derroteros.

Extracto de El latido del alma
Juan Antonio Jiménez en Lenguas de Fuego

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies