Press "Enter" to skip to content

La ternura de las bestias, de Agustín G. Aguado

Título: La ternura de las bestias

Autor: Agustín G. Aguado

Año de publicación: 2018

Nº de páginas: 150

            Agustín García Aguado (1961) es un escritor de relatos madrileño. Comenzó su andadura como escritor hace muchos años, pero en 1993 interrumpió su labor como tal y no fue hasta casi un cuarto de siglo después que la reanudó, en 2016. Licenciado en Filología Hispánica, su prosa se caracteriza por tener un elevado nivel literario. Plasma con mucha eficiencia un modo narrativo en el que destacan las metáforas y las oraciones comparativas. Ha ganado numerosos premios como cuentista y una gran cantidad de relatos suyos están desperdigados en distintas antologías del género.

            La ternura de las bestias es su único libro publicado hasta el momento. Consta de 22 relatos de muy diversas temáticas. Se puede encontrar en su obra desde un proxeneta castrado, hasta un joven que se hace acompañar por el diablo, o dos hermanos adolescentes que se convierten en espías improvisados.

            Lo interesante de los cuentos de Agustín G. Aguado es cómo nos los narra este autor, cómo transporta al lector hacia su universo personal mediante una prosa con muchas figuras literarias pero siempre ágil y con tono alegre. Agustín descarga el sentido de lo que deseaba explicar a través del recorrido del cuento, y el final, a menudo, es lo que menos importa. Preciosista en su estilo, este escritor tiene un sello propio que lo hace fácilmente reconocible respecto a los demás escritores.

            Muchos de los relatos se caracterizan por una constante que atraviesa todo el libro: están protagonizados por niños, jóvenes o adolescentes. En algunos de estos relatos en los que los escolares llevan el peso de la obra, se da también el caso de que los niños o los adolescentes son huérfanos de padre. En esto, sólo trato de señalar algo que llama la atención, pero no voy a especular sobre las posibles motivaciones por las que el autor haya convertido en protagonistas a ese tipo de personajes.

           A Agustín G. Aguado le cuesta mucho cambiar de registro. Aunque narre en primera o en tercera persona, nunca cambia el tono ni el ritmo de un relato a otro.

            Todas las obras del libro son de calidad similar. En realidad cuesta resaltar un relato sobre los demás, pero si se hubiese de hacer, quizás el más remarcable sea Currículum mortis, debido a lo original de la propuesta: un difunto que ha de hacer una entrevista de trabajo.

            En definitiva, estamos ante uno de los grandes cuentistas de nuestro tiempo, con mucho dominio de las técnicas narrativas y con poca necesidad de espacios literarios más extensos para exponer sus ideas e inquietudes.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies