Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Alma Labiur

1 – ¿Cuándo nace “Alma de minorías? ¿Cómo llega desde el subconsciente hasta el papel?

Pues de minorías nace cuando finaliza hojas del alma, generalmente siempre estoy escribiendo poesía no tengo pausa.

Llega con un simple hecho cotidiano, con una sonrisa, con una palabra. Todo aquello que me produce un sentir o un rechazo.

2 – Si tuvieras que contarnos algunas influencias (o referencias) de tu estilo, de esa búsqueda imágenes y rimas, de esos sonetos que juegan con situaciones simples ¿Qué nos dirías?

Influencias en lo que es composición, creo que ninguna, más bien son los poemas de los muchos autores leídos, los que despiertan en mí ese anhelo de decir de forma simple lo complicado de un percibir. Son muchos, pero nombraría a la par y en el mismo rango de intensidad que me producen sus versos a Don Gustavo Adolfo Bécquer y a mi amadísima Rosalía de Castro.

3 – En tu libro encontramos desde cosas místicas y de cierta Magia, o la crudeza de la realidad social como en “De minorías” ¿hay alguna idea de este catálogo o es simplemente un reflejo de lo que hay en tu Mundo Interior?

Sin duda es el reflejo de mi mundo interior, es mi manera de sentir y de pensar, es la esencia de lo que soy.

4 – ¿Cuándo escribes vas buscando la métrica adecuada? ¿O luego de soltar el verso intentas arreglar alguna palabra para que entre en las diferentes categorías (Sáficos, Sonetos, Alejandrinos) ¿Y los versos libres?

Aunque me inclino más por la poesía libre, reconozco que todo aquel que escribe poesía, debería de conocer la medida métrica de la rima, pues en algún momento, puede tapar muchas bocas. No me encuentro cómoda componiendo dentro de un cercado, tienes que contar palabras versos y estrofas, limitando siempre en mi humilde opinión la libertad de la propia creatividad. Con los versos que más me identifico en la composición tradicional, son los sáficos, pero sin duda me encanta la creación libre y suele ser lo que más escribo, de hecho, hojas es todo de poemas libres y que conste, el que un poema sea libre, no significa que pierda su musicalidad.

5 – La presencia femenina está en todo el libro, en todo el conjunto, tanto en los oníricos, como en los que ahondan en temas metafísicos o cotidianos ¿Cómo has incluido tantos elementos de la Naturaleza?

En mi caso, yo no busco, es ese detonante que activa mi manera de sentir el que me estimula y sin esfuerzo vierto en el papel. No tengo que ponerme ha elegir sobre lo que voy a escribir, si fuera así, quizás no lo haría, son los condimentos diarios, las situaciones, las que me despiertan ese grado de necesidad y la naturaleza tanto humana como la del planeta, siempre me crean ese misterio extraordinario de indagar, procesar y como no, transmitir.

6 – El poemario, aunque con esa frescura de la Grecia literaria y ambientalista, también exuda Andalucía, tanto en la claridad compositiva como en la temática. ¿Podemos decir que este libro ES Alma Labiur?

Totalmente. Aquí, quise reflejar la sapiencia de la rígida métrica sin atisbos de abandono, pero tampoco dejar de lado la esencia que parte del verso libre. Así como en hojas sentía la necesidad de tener esa libertad, en de minorías, necesitaba hacer uso no de mi ignorancia ante la métrica poética, sino, dejar constancia de que también se utilizar.

7 – Hablemos un poco de las ilustraciones, ¿Cómo han sido elegidas?

En función del poema. Se han creado específicamente para cada uno, para ayudar en la medida de lo posible a la interpretación del mismo mediante la creación de la imagen.

“La fama resbala

entre sus lacios dedos,

inventándose un mundo

con escenario para ellos.

No quiera el mañana

despertarlos del sueño,

porque en una laguna putrefacta,

no podrán admirar,

su amado reflejo.”

8- La contundencia y oscuridad de estos versos me suena a esos que buscan el reconocimiento a toda costa, sin contenido. ¿Se refiere a la escena literaria o al global de las Redes Sociales?

Más bien al global de las redes sociales.

9 – Por último, además de agradecer tu tiempo, ¿Algunas palabras para completar esta entrevista o decir a nuestros lectores?

Agradecerte a ti y a la revista lengua de fuego, la deferencia que habéis tenido con mi persona. Para los lectores, añadir que la poesía, hay que saborearla a sorbitos, como se degusta un buen vino, y cuando penséis en poesía, por favor, no la encasilléis simplemente en unos versos románticos, porque la poesía no tiene altares en los que se viertan sus ritmos, ni pomposas estelas en dónde se enaltezca su signo. Son, las gentes de la calle, quienes despiertan su estímulo, y con ellos siempre irán, la poesía y los que de ella nacimos. Gracias y besicos infinitos para todos.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies